El diesel comienza su retirada en Europa

La venta de autos con esta combustión retrocedió durante 2017 y el compuesto mantiene un ritmo decreciente que viene desde inicios de la década.

Por José Contreras

Parece que Europa le dice adiós lenta pero progresivamente al diesel. Según el informe realizado por la consultora Jato, este compuesto marcó mínimos históricos en la década y ya se proyecta su derrota total ante otros métodos de energía.

El reporte indica que la venta de autos con combustión diesel cayeron casi 600 mil unidades en comparación con 2016, llegando a 6,7 millones de vehículos en el continente. Esto significa una baja de 7,9%, mientras que combustibles como la gasolina crecieron 10,9% y los alternativos, como la electricidad, aumentaron su participación en casi 47%.

Además, el diesel cedió el primer lugar de uso en desmedro de la gasolina. Mientras el diesel posee una participación de 43,8%, la gasolina tiene el 50,1% y los alternativos, el 4,8%. El año 2016 la proporción era 48,9% contra 46,5% a favor del diesel.

Este resultado se vuelve más preocupante para el uso del diesel si se ve que en 2011 era usado por el 55% de los autos, con penetración sobre el 70% en países como Bélgica, España, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Noruega y Portugal. Ahora, Irlanda y Portugal lideran apenas superando el 60%. Un caso dramático es Noruega, que pasó del 75% en 2011 al 23% en 2017.

Una de las razones que esgrime el informe es la preocupación de los gobiernos por los índices de emisiones, lo que los ha llevado a buscar formas de fomentar otras alternativas al diesel. El caso noruego, donde se espera eliminar los autos a combustión en 2025, es el más relevante.

En otros países como Italia, el tercer mayor mercado europeo de autos diesel y el más importante, con 56%, el diesel se mantiene como la alternativa más barata en comparación a la gasolina y no se ha tomado con fuerza un rol de buscar nuevas opciones.

En tanto, los combustibles alternativos, que pese a mostrar un aumento explosivo, aún no superan el millón de unidades en Europa y, a juicio del estudio, la falta de infraestructura es el principal obstáculo para su expansión mayor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo