Jaguar revela su primer eléctrico, el I-Pace

El modelo es un SUV compacto que viene a complementar el segmento de la marca británica con elegancia y dinamismo en su diseño.

Por José Contreras

Mientras todos esperaban el desarrollo del e-Prix de Ciudad de México, Jaguar aprovechó de presentarle al mundo el modelo que abrió un nuevo flanco en su gama de autos: el primer completamente eléctrico I-Pace.

Desarrollado en la planta de Jaguar Land Rover en Graz y creado en una asociación con Magna Steyr, el I-Pace es el hermano que faltaba de la línea de SUV que la compañía posee y que se completa con el exitoso F-Pace y el recientemente lanzado en Chile compacto E-Pace.

El modelo presenta una batería de iones de litio de última generación de 90 kWh que entrega una autonomía estimada de 480 kilómetros con una potencia de 400 hp y 696 Nm. Esto, además, permite una aceleración de asombrosos 4,8 segundos de 0 a 100 km/h.

La apuesta de Jaguar era convertir este eléctrico en un modelo de alto rendimiento de cepa y por eso puso algunas modificaciones, como la ubicación de la batería, que se encuentra lo más bajo posible entre los ejes, lo que permite una distribución 50:50 del peso y un centro de gravedad 130 milímetros más bajo que el F-Pace.

Asimismo, se modificó el sistema de freno del auto, incorporando uno de tipo eléctrico lo que da mayor flexibilidad al combinar el frenado mecánico regenerativo y tradicional. Esto ayuda a tener una sensación de pedal más consistente y precisa.

En cuanto al diseño, el I-Pace se inspira en el súper deportivo C-X75 y se intentó recrear la idea de un coupé. Capó bajo, techo de alta fluidez aerodinámica, una parte trasera más cuadrada, manillas dentro de la carrocería para una apariencia más limpia y líneas más agresivas es lo que ofrece el modelo.

Adentro, resalta el acabado premium del modelo, con un ambiente amplio y tecnológico. Se mezclan los elementos en laca negra y aluminio, la ausencia de palanca central permite un portaobjetos más grande y capacidad de maletero es de 656 litros, expandible a 1.453 con los asientos abatidos.

La tecnología también trae novedades. Destaca el sistema de infoentretenimiento Touch Pro Duo que combina las pantallas táctiles con sensores intuitivos y controles táctiles físicos. Hay dos pantallas táctiles al centro y un head-up display que entrega información relevante del viaje en una pantalla de 12 pulgadas.

Asimismo, el sistema Smart Setting va aprendiendo las costumbres de manejo del conductor para entregar un viaje más placentero y los pasajeros pueden disfrutar del servicio InControl Apps de Jaguar Land Rover con cuatro puntos de WiFi y cinco puertos USB.

Durante este año, el Jaguar I-Pace estará disponible en los diferentes concesionarios del mundo, aunque, lamentablemente, aún no hay una fecha estimada para Latinoamérica. Aún así, estaremos esperando el primer paso de la marca en el mundo eléctrico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo