Lanzan nueva campaña de prevención de accidentes en menores

La compañía especialista Baby Infanti presentó “#ViajaSeguro”, que pretende que los conductores tomen conciencia del uso de sillas para niños en los autos.

Por José Contreras

Según datos de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), un 49 por ciento de los niños que viajan en autos usan algún tipo de retención infantil certificado e instalado correctamente. Un dato que la nueva campaña “#ViajaSeguro” espera aumentar.

La iniciativa es obra de Baby Infanti, compañía especializada en artículos para bebés y que cumple su sexta edición. La idea es generar conciencia para el uso más masivo de sillas y alzadores en los vehículos.

Es lamentable cuando, en un accidente, un niño resulta herido porque no va en una silla de auto o está mal instalada. Como expertos en sistemas de retención infantil , queremos hacernos cargo de esta problemática y llamar a los padres a utilizar las sillas de autos de forma correcta y así todos viajamos seguros en el auto”, explicó el gerente de Negocios de Infanti, Uri Guinguis.

Los datos de Conaset indican que el 34% de los niños viaja suelto en el auto, un 11% va en brazos de otros pasajeros y un 6% usa cinturón de seguridad, inadecuado por el tamaño del menor. Asimismo, la primera causa de muerte externa en niños de hasta 14 años es un accidente de tránsito, según el organismo.

En el contexto de esta campaña, Baby Infanti recomienda el uso de sillas dependiendo del peso del menor:

  • Silla nido o huevito: ideal para recién nacidos, para menores de 91 centímetros de estatura o de 10 kilos de peso. La silla debe ir en el asiento trasero y mirando hacia atrás.
  • Silla convertible: para niños de hasta 29 kilos o 109 centímetros de altura.
  • Silla butaca: para menores de hasta 40 kilos o hasta 150 centímetros. Se usa con el cinturón del auto.
  • Alzador: permite llegar al cinturón de seguridad correctamente sin necesidad de una silla externa, es ideal para niños de hasta 40 kilos.

Asimismo, se dan una serie de recomendaciones para un adecuado transporte.

  • El arnés debe quedar firme para que el niño no resbale por debajo. Para comprobarlo está la “prueba del pellizco”: tomarlo con el índice y el pulgar; si no puede, está bien ajustado.
  • La silla debe quedar bien sujeta para no moverse con el traslado. Para medirla, tómela de ambos lados y muévala; lo ideal es que el movimiento sea menor a 2,5 centímetros por lado.
  • Si trata de abrigar al menor, hágalo antes de instalarlo en la silla. Hacerlo después podría mover los cinturones y la sujeción de la silla.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo