Nissan desembarca en Pakistán a través de Datsun

La marca japonesa producirá en el país a través de un socio local.

Por Pablo Vargas Zec

Nissan Motor está entrando al mercado de Pakistán a través de un contrato de fabricación y licencia con su socio automotriz Ghandhara Nissan, para la producción local de modelos Datsun.

Este contrato cubre la distribución, dando acceso a un mercado donde la demanda de nuevos vehículos ha crecido a más de 200.000 unidades al año.

El movimiento es parte de la estrategia de Nissan para participar en mercados automotrices emergentes en todo el mundo, llevando marcas y productos personalizados, que satisfagan la creciente demanda de consumo. Se espera que las ventas de los primeros vehículos de fabricación local comiencen en Pakistán en 2019.

“La entrada al mercado automotriz de Pakistán representa un paso significativo en el continuo desarrollo de la infraestructura de fabricación y la actividad económica local”, indica Peyman Kargar, vicepresidente senior de Nissan. “Tenemos la seguridad que, con la estrecha colaboración y apoyo del gobierno pakistaní, se lograrán beneficios sustanciales para la economía nacional, los clientes, los socios y Nissan”.

“Junto con Ghandhara, trabajaremos activamente con los proveedores para localizar e intercambiar la tecnología y las habilidades, logrando así un beneficio duradero para la industria local emergente”, añade Kargar.

La entrada de Nissan brindará a los clientes pakistaníes una alineación novedosa y atractiva, diseñada y construida con la más moderna ingeniería japonesa.

También ofrecerá un importante impulso a la industria automotriz, que ya representa aproximadamente el 4 por ciento del producto interno bruto de Pakistán. Ghandhara invertirá 4,5 miles de millones de rupias pakistanís (aproximadamente 41 millones de dólares) durante los primeros cuatro años. Este proyecto, y el desarrollo de una red de minoristas, generará más de 1.800 empleos.

Nissan y Ghandhara trabajarán juntos para desarrollar las instalaciones de Ghandhara en Port Qasim, Karachi, para convertirlas en una armadora de clase mundial. Los socios tienen una larga relación, trayendo toda una riqueza de conocimiento y experiencia local. El proyecto ha calificado con estatus categoría de proyecto de reacondicionamiento bajo la Política de Desarrollo Automotriz del Gobierno de Pakistán.

“Este contrato introducirá instalaciones de clase mundial, así como las mejores tecnologías de ingeniería de Japón”, indica Ahmed Kuli Khan Khattak, director general de Ghandhara. “Al localizar la fabricación de las partes y componentes, e impulsar el desarrollo de la industria de proveedores de automóviles, Pakistán recibirá la asistencia técnica y promoverá las sociedades con Japón. Los clientes de Pakistán se beneficiarán con más opciones y disfrutarán de atractivas experiencias de manejo, con modernos vehículos y características, ideales para el país”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo