Con nuevos laboratorios, Inacap prepara a los futuros técnicos en la electromovilidad

Con cuatro autos eléctricos de Citroën, la universidad refuerza la formación de sus mecánicos en sus centros de La Serena, Maipú, Renca y Concepción-Talcahuano.

Por Pablo Vargas Zec

La Universidad Tecnológica de Chile Inacap puso en marcha cuatro laboratorios de electromovilidad, distribuidos en los centros de estudio de La Serena, Maipú, Renca y Concepción-Talcahuano. Con ese objetivo, adquirió cuatro vehículos eléctricos Citröen y equipamiento de medición de diversas variables, monitoreo y mantenimiento. El objetivo es preparar a los docentes para la formación de sus estudiantes, y así instalar en Chile las competencias que permitirán el servicio técnico que exige este tipo de transporte.

El hito de lanzamiento se realizó a través de una jornada de transferencia tecnológica impartida por un experto de Citröen, en la que participaron ocho académicos del área mecánica y uno del área de electricidad y electrónica de la casa de estudios.

El encuentro finalizó con una ceremonia encabezada por el vicerrector académico de la Universidad, Carlos Hinrichsen, en la que estuvieron presentes el embajador de Francia, Roger Dubertrand; el vicerrector de la sede Inacap Maipú, Felipe Bravo; y el gerente general de Citröen, Rodrigo Hernando.

De esta forma, Inacap hace realidad el compromiso que contrajo al suscribir, junto con otras instituciones, la Estrategia de Electromovilidad impulsada por los ministerios de Energía, Transporte y Telecomunicaciones y Medio Ambiente, que busca acelerar la instalación de la electromovilidad en Chile, permitiendo ventajas en ahorro de energía y una disminución de contaminación atmosférica y acústica.

En la ceremonia de cierre de este encuentro, Hinrichsen destacó la importancia de esta jornada para la Universidad. “Nuestro principal aporte a esta iniciativa-país debe venir de lo que sabemos hacer: formar profesionales competentes, conscientes de los problemas que tenemos como sociedad, y capaces de aportar a su resolución con las tecnologías disponibles”.

En ese sentido, dijo, “nos enorgullece decir que estamos abordando este proyecto desde diversas áreas académicas, porque los problemas del mundo no reconocen límites entre las disciplinas existentes. Los problemas complejos suelen requerir soluciones complejas, en cuya elaboración es bueno contar con miradas diversas”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo