El impresionante paso inicial de Rolls Royce en los SUV

El Cullinan es el primer todoterreno de la marca de superlujo, además de ser el primero con tracción integral del fabricante.

Por Pablo Vargas Zec

Rolls-Royce, finalmente, da el salto y se une a los fabricantes de superlujo con presencia en el segmento de los SUV. El Cullinan apuesta a ser un llamado a los visionarios, aventureros, exploradores y aquellos que creen en la supremacía de la libertad. A los que buscan la perfección y los patrones del verdadero lujo, según la marca.

Sir Henry Royce, alguna vez, dijo: “Esfuérzate por la perfección en todo lo que haces. Toma lo mejor que existe y hazlo mejor. Cuando no existe, diseñalo”. Esa es la consigna que la marca tuvo en mente a la hora de diseñar el Cullinan.

El equipo de ingeniería de Royce ha creado un Sport Utility Vehicle que llegará a lugares que ningún propietario moderno de Rolls-Royce ha viajado antes. Con una tracción integral -por primera vez en la historia de la marca-, una nueva arquitectura más ligera y la última generación de suspensión neumática autonivelante, el Cullinan, ofrece una reingeniería del sistema de suspensión existente, con puntales de aire más grandes con más volumen para minimizar los golpes de los terrenos más difíciles, además del fortalecimiento de los ejes de propulsión y de transmisión.

En el caso de conducir fuera de carretera, el sistema de ajuste de amortiguadores controlado electrónicamente utiliza un sistema de compresión de aire, para empujar activamente cualquier rueda y detectar la pérdida de tracción, para asegurar que cada neumático esté constantemente en contacto con el suelo.

Junto a esto, el Cullinan cuenta con un nuevo motor V12 Rolls-Royce de doble turbo de 6,75 litros para obtener el nivel justo de par (850 Nm) a las revoluciones más bajas posibles (1.600 rpm). Además, para garantizar el lema “Effortless, Everywhere”, Rolls-Royce integró el botón ‘Everywhere’, un sistema que permite aprovechar toda la ingeniería de Rolls-Royce antes mencionada y liberar toda la capacidad de Cullinan. Una vez activado, el conductor puede definir la configuración todoterreno para deslizarse sobre cualquier situación, ya sea en caminos desiguales, grava, hierba mojada, barro, nieve o arena, entregando todos los 850 Nm de torque a las cuatro ruedas sin interrupción.

En cuanto a su diseño, Rolls-Royce creó el primer SUV “de tres cajas”. Una partición de vidrio aísla la cabina de pasajeros del maletero, creando un ecosistema interno para los ocupantes. Además de una insonorización mejorada y líder en su clase dentro de la cabina, también otorga un beneficio adicional para ambientes cálidos y fríos, donde gracias a la cabina sellada creada por el tabique de vidrio, los ocupantes pueden permanecer en la temperatura óptima incluso cuando el maletero está abierto.

El compartimento trasero para pasajeros de Cullinan ha sido diseñado para ofrecer el mejor asiento de la marca para las necesidades particulares del propietario. Se ofrecen dos configuraciones traseras: asientos de sala o asientos individuales.

Para aquellos que pretenden transportar objetos grandes de sus aventuras, la parte trasera de Cullinan ofrece una gran cantidad de espacio en diferentes arreglos. El compartimiento posterior o área de arranque ofrece 560 litros de espacio estándar, creciendo a 600 con el estante de paquete eliminado, y de una manera extraordinaria, se accede a una longitud de carga de 2245 mm y a una capacidad de carga de 1930 litros levantando electrónicamente el piso del maletero para que coincida con la base del asiento.

Además, una gran cantidad de tecnología de punta hace que Rolls-Royce Cullinan sea el automóvil más avanzado de su tipo en el mundo. El equipo adicional incluye: visión nocturna y asistencia visual incluyendo advertencia de vida silvestre y peatones durante el día y la noche; asistente de alerta; un sistema de 4 cámaras con vista panorámica, visibilidad panorámica y vista de helicóptero; Control de crucero activo; advertencia de colisión; advertencia de tráfico cruzado, salida de carril y advertencia de cambio de carril; un Head-Up Display, un punto de acceso WiFi y, por supuesto, los últimos sistemas de navegación y entretenimiento de 7×3 de alta definición.

“El estilo de vida de superlujo está evolucionando y Rolls-Royce está a la cabeza. El lujo ya no es un concepto urbano. Cada vez más se trata de abrazar y experimentar el mundo en general. Nuestros clientes esperan ir a todas partes en lujo, sin esfuerzo y sin compromiso, conquistando los terrenos más desafiantes para disfrutar de las experiencias más enriquecedoras de la vida, donde sea que se encuentren. Por esta razón, nos han pedido que creemos un Rolls-Royce que ofrezca lujo sin concesiones dondequiera que se atrevan a aventurarse. Cullinan es ese auto que te permite llegar, sin esfuerzo, a todas partes”, comenta Torsten Müller-Ötvös, director ejecutivo, Rolls-Royce Motor Cars.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo