Dos décadas después, Lada vuelve al mercado chileno

Con cuatro modelos se inicia esta nueva etapa del fabricante ruso en el país.

Por Pablo Vargas Zec

Hace justo 20 años, Lada dejó de vender autos nuevos en Chile. Para muchos, la marca es sinónimo de gratas evocaciones. Para una importante mayoría, significa el acceso al primer auto.

Claro, porque desde 1987 cuando aterrizó por primera vez en Chile, la marca rusa generó un cambio importante en el mercado automotriz nacional, dando la posibilidad de acceso a un vehículo a una masa que, hasta su aparición por estas latitudes, sólo podía soñar con tener un auto. En ese sentido, los actuales representantes apuestan a que la mística y el cariño que generó la marca en esos años para llevar público a las salas de ventas en Punta Arenas, Coyhaique, Rancagua y, por supuesto, en Santiago, puntos donde se inicia esta reaparición de los autos fabricados en Toglatti.

Ahora, Lada llega de la mano de Cono Sur, empresa creada especialmente para la distribución de la marca en nuestro país. Para César Macías, director de Lada Chile, “el relanzamiento de la marca comienza por encontrar el interés de ambas partes (fabricante e importador) por estar presente en nuestro mercado, y coincide con el proyecto de AvtoVaz (dueño de la marca) de reposicionarse en el mercado latinoamericano”.

El ejecutivo no desconoce que el mercado ha cambiado en estas dos décadas de ausencia de Lada en estas latitudes, donde han aumentado los actores, y también el gusto y conocimiento de los consumidores. Sin embargo, la apuesta es por el conocimiento que existe del fabricante ruso en nuestro país. Por eso, comenzados las gestiones para volver a traer los productos hace cuatro años. “Ahí comenzaron los acercamientos de nuestra parte, a través de las oficinas comerciales que nuestro relacionador internacional mantiene en Moscú. Hoy, en el mercado chileno compiten más de 65 marcas y Lada es una firma con participación mayoritaria del Grupo Renault Nissan, y con productos que tienen un espacio que ganar en nuestro mercado. Sin duda que tiene un lugar que ocupar. Hoy, siendo Lada una marca global, ofrece prestaciones que el mercado chileno demanda”.

Así, las metas son vender 600 autos en lo que resta de este año, y aumentar a 1.500 durante 2019, al tiempo de que la red de concesionarios crezca hasta una veintena en año y medio más.

Para comenzar este redesembarco, el importador apuesta por cuatro modelos.

Granta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En los vehículos de pasajeros, el line up comienza con el Granta Sedán, con motor de 1,6 litros de 106 hp y caja mecánica de cinco velocidades. Aire acondicionado, kit eléctrico, frenos ABS y doble airbags forman parte de su oferta, a un precio de 7.490.000 pesos. Con similares prestaciones y características, el complemento en este segmento es el crossover compacto Kalina Cross, que llega a 7.720.000 pesos.

kalina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En los vehículos comerciales, está el Largus Cargo, con la misma combinación mecánica de los dos modelos anteriores, y una capacidad de carga de 2.540 litros, a un valor de $ 7.592.200, IVA incluido.

largus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por último, y en esta misma categoría al ser tres puertas, llega el 4×4, que no es otra cosa que la versión actualizada del afamado Niva, con un motor bencinero de 1,6 litros y 86 hp, la misma caja manual de cinco marchas y tracción a las cuatro ruedas. Su precio será de 8.318.100 pesos con IVA incluido.

niva

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, luego de varios amagos, Lada retorna con todo a Chile. Con una línea de productos aún acotada, la marca espera recuperar a los nostálgicos y aprovechar el grato recuerdo que generó en su momento para volver por sus fueros. En tiempos de Mundial, el ruso vuelve a ponerse de moda.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo