Llega la nueva generación del icónico Volkswagen Jetta

En Colombia fue presentado regionalmente el renovado emblemático sedán alemán con importantes cambios en motor y tecnología. En Chile ya no será más Bora.

Por José Contreras

En su gama de productos, Volkswagen puede jactarse de poseer varios íconos. El Beetle debe ser, por lejos, el más relevante, pero también hay espacio para otros. Ahí aparece el Jetta, que sufre una gran renovación para arribar al mercado latinoamericano en una séptima generación más atrevida y tecnologizada.

Originario de México para esta versión, el Jetta es la apuesta más fuerte de la marca en sedanes y se suma al Virtus como las puntas de lanza de Volkswagen para reencantar ante la alta presencia de SUV y que, para los modelos de pasajeros, debería llegar para la compañía alemana, a un nivel de 23% de participación regional para 2022.

Desde su construcción, el Jetta viene con novedades, que conocimos de primera mano en el lanzamiento regional en Bogotá, Colombia. Ésta es la primera versión hecha en la plataforma MQB, lo que permite un mejor uso de proporciones en el diseño y de los espacios interiores. Así, de paso, se desmarca completamente de sus antecesores que acá en Chile los conocíamos con nombres como Bora o Vento.

A esto hay que sumarle un look más robusto, con líneas deportivas y una suspensión reforzada con un despeje adicional de 15 milímetros. Otra de sus novedades está en sus grupos ópticos, compuestos de luces LED adelante y atrás en todas sus versiones.

En su motorización, el Jetta llegará con un único motor 1.4 TSI turbo, que entrega 150 hp de potencia y 250 Nm, lo que muestra un avance en comparación al modelo anterior. En cuanto a sus versiones, habrá diferentes configuraciones para cada país que se diferenciarán en sus transmisiones, que pueden ser manual de seis velocidades y automática de seis Tiptronic, y sus configuraciones de equipamiento. Para sacarle provecho a su poder, viene con cuatro modos de manejo.

A Chile, según adelanta la compañía, llegarán las versiones Comfortline en manual y automático y Highline manual, mientras que más tarde se sumará una variante deportiva R-Line.

En el interior, el Jetta se adapta a las necesidades del usuario, creando ambientes de colores personalizables, los cuales están disponibles en las versiones más avanzadas. La consola central está centrada en el conductor lo que ayuda a una mejor interacción con los comandos. A ello se suma una pantalla táctil de ocho pulgadas con App-Connect, Bluetooth y conexión de puertos USB y tarjetas de memoria.

Frenos ABS, seis airbags de serie, asistente en pendiente, control electrónico de estabilidad y de tracción, freno multicolisión para todas las versiones, sensores de estacionamiento, cámara de retroceso para las variantes más avanzadas, climatizador bizona, asientos calefaccionados y mucho más componen un modelo que variará su mes de llegada por cada país.

Para Chile, su arribo se proyecta en octubre y lo hará como Jetta, tal como en todos lados. ¿Miedo al rechazo? No es tema; de hecho, la incorporación de modelos con ese nombre era algo estudiado hace tiempo. Se estima que el nuevo Volkswagen Jetta llegue al país con precios que partan en los $11.490.000. Desde ya, comienza la cuenta regresiva para tener uno de los sedanes más emblemáticos de Volkswagen y del mercado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo