Instituto Turing y Fundación de Toyota trabajan con Inteligencia Artificial para gestionar tráfico

Las instituciones están colaborando en un proyecto para optimizar el flujo en los sistemas de movilidad, llevando la gestión compleja del tráfico de sistemas estáticos a sistemas dinámicos y optimizados que se gestionan en tiempo real.

Por Pablo Vargas Zec

Toyota Motor Corporation anunció que el Instituto Alan Turing y la Fundación Toyota Mobility están colaborando en un proyecto para transformar la forma en que se planifican y administran las ciudades. El objetivo de este nuevo proyecto, optimizar el flujo en los sistemas de movilidad con Inteligencia Artificial, es parte del nuevo programa de AI de Turing, llevando la gestión compleja del tráfico de sistemas estáticos a sistemas dinámicos y optimizados, que se gestionan en tiempo real en muchos tipos de movilidad.

La ONU predice que, para 2030, las áreas urbanas albergarán al 60 por ciento de la población mundial. Además de aumentar la población en las áreas metropolitanas, las ciudades mismas están cambiando: hay un aumento en las plataformas de uso compartido, los cambios en las opciones de modo, como el ciclismo y las flotas de entrega en el mismo día, lo que afecta dramáticamente los patrones de tráfico. Si bien los estándares ambientales están mejorando, la congestión en los entornos urbanos debe ser administrada para mantener nuestra salud en las ciudades.

La gestión del tráfico y la optimización de las señales de tráfico, tanto vehiculares como peatonales dentro de las ciudades, se ha basado durante mucho tiempo en el modelado y pronóstico tradicional. Los eventos en tiempo real, las condiciones cambiantes y los patrones de movilidad en evolución significan que los sistemas existentes ya no pueden seguir el ritmo y adaptarse a las nuevas necesidades en entornos urbanos.

Gracias a las técnicas de ciencia de datos de vanguardia y al trabajar con datos y comunicaciones en tiempo real, los planificadores de la ciudad ahora cuentan con nuevas herramientas. Esto crea el potencial para mejorar dramáticamente la forma en que se ejecutan nuestras ciudades. Con una duración de 18 meses, la nueva colaboración reúne a investigadores e ingenieros de software con experiencia en matemáticas e interacción de datos, de Turing y las Universidades de Cambridge y Manchester, y la experiencia en movilidad de la Toyota Mobility Foundation. Trabajarán con proveedores de datos y gerentes gubernamentales que respaldan Future Cities, y aprovecharán la experiencia del trabajo en curso de Turing y las universidades asociadas en el área con la Greater London Authority.

Los posibles resultados incluyen:

  • Integración de un sistema de inteligencia artificial para el control de semáforos (señal).
  • La construcción de una plataforma para la manipulación interactiva de datos para monitorear y predecir el comportamiento del tráfico y para probar escenarios de planificación.
  • Encontrar mecanismos para que los operadores de flotas y las ciudades trabajen juntas, por ejemplo, compartiendo datos sobre la congestión o puntos críticos de contaminación y cambiando el rumbo del problema antes de que se convierta en serio.

Al combinar operaciones en tiempo real con monitoreo periódico y planificación a largo plazo, los resultados del proyecto serán útiles para los planificadores urbanos que manejan las condiciones actuales en las ciudades y las preparan para el futuro. Un sistema de gestión del tráfico impulsado por datos debería ayudar a optimizar la calidad del aire, reducir el consumo de energía y mejorar la capacidad y la resistencia del sistema.

Alan Wilson, CEO del Instituto Alan Turing e investigador principal dice que “nuestra visión es que los planificadores y operadores de la ciudad deberían tener un sistema que les muestre datos en tiempo real, les permita analizar cómo funciona la ciudad, integra modelos matemáticos y de computación, así como modelos de aprendizaje automático para que puedan probar escenarios, y les da una idea de cuándo están cambiando los patrones de comportamiento. Debido a los datos y las nuevas tecnologías, los patrones de transporte ahora pueden cambiar drásticamente en poco tiempo. Esperamos que esto conduzca a mejoras en la salud y movilidad para las poblaciones de la ciudad, así como a la seguridad y eficiencia en la gestión del tráfico”.

El Acuerdo del Sector IA y Gran Desafío del gobierno del Reino Unido ayudará a los sectores a aumentar su productividad mediante nuevas tecnologías, ayudando a las personas a desarrollar las habilidades que necesitan y liderando el mundo en el uso seguro y ético de los datos.

El Secretario de Negocios Greg Clark afirma que “este nuevo proyecto ayudará a desarrollar las ciudades inteligentes del futuro a la vez que mejorará la vida de las comunidades, abordando problemas como la congestión y la contaminación. A través de nuestra moderna estrategia industrial, AI Sector Deal y Grand Challenge, este es exactamente el tipo de proyecto que queremos ver desarrollado en el Reino Unido. Al desarrollar e integrar estas tecnologías en nuestra vida cotidiana, ayudaremos a construir un Reino Unido apto para el futuro”.

Ryan Klem, director de Programas de Toyota Mobility Foundation agrega que “si bien se ha prestado gran atención a la AI dentro del vehículo, estamos entusiasmados con la oportunidad de trabajar con Turing para llevar la ciencia de datos y la IA a una faceta complementaria de la movilidad: la infraestructura. Creemos que la movilidad es fundamental para promover el progreso social y mejorar las vidas en todo el mundo, y este proyecto representa un paso importante para mejorar el bien social y ayudar a lograr la armonía en la movilidad en todos los modos para todos los ciudadanos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo