Las marcas coreanas salen bien paradas en Estados Unidos

El estudio de J. D. Power sobre calidad inicial de los automóviles puso a compañías de ese país entre los tres primeros del informe.

Por José Contreras

Entre los informes más reputados de la industria automotriz estadounidense están los que realizan la consultora independiente J. D. Power, los cuales analizan diferentes aspectos de los vehículos. En esta ocasión, el organismo presentó los resultados de su estudio de calidad inicial (IQS, en sus siglas en inglés) y los resultados fueron sorpresivos.

En el reporte, que mide la cantidad de problemas que presentan los autos nuevos en los primeros 90 días de uso, las marcas coreanas acapararon los primeros lugares, consolidando un alza sostenida en cuando a la fiabilidad de sus modelos.

Genesis, Kia y Hyundai, respectivamente, se ubicaron en el top 3 del listado, presentando un índice de 68, 72 y 74 fallas por cada 100 autos nuevos. Por país, las compañías coreanas tuvieron un índice de 73 por cada 100, mejor que los 88/100 de los autos estadounidenses o los 100/100 de los japoneses y europeos, según el reporte. En total, el promedio de la industria norteamericana es de 93/100, cuatro puntos menos que en 2017.

A nivel de segmentos, en tanto, el informe presentó que los autos del grupo Ford Motor Company lideraron cinco de los 20 segmentos medidos, tres con autos Ford y dos con modelos de la marca Lincoln. En tanto, Mazda presentó la mejor evolución, bajando su índice en 25 puntos con respecto a lo hecho en 2017.

Según el IQS, que se hace desde 1987 en Estados Unidos, los principales problemas de los autos ocurren en la categoría de entretención, con fallos en los comandos de voz o la conexión Bluetooth. Otros tienen que ver con la calidad de los materiales, que se rayan o ensucian con facilidad, fallos en la transmisión o ruidos excesivamente altos en el aire acondicionado.

Puedes leer las principales conclusiones del IQS en este link.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo