Se pone Colorado: Chevrolet lanza la nueva generación de la exitosa pick up

La camioneta llega con motor diésel y alto nivel de equipamiento, para llenar el nicho de mercado entre la D-Max y la Silverado.

Por Pablo Vargas Zec

Basta ver las excelentes cifras de venta del mercado chileno para darse cuente que tener en el portafolio de productos una pick up puede resultar vital para mantenerse en el tope de los ránking. Y para Chevrolet, tal como define su gerente general para nuestro país Gustavo Colossi, “las camionetas y los SUV son la fuerza de la marca”. Con eso en mente, la marca estadounidense reestrena en estas latitudes un vehículo muy apreciado por sus clientes. La Colorado vuelve a andar en Chile, esta vez con un foco muy específico, apuntando a un nicho que, en palabras del mismo ejecutivo, “nos permite ofrecer lo que el cliente nos pedía”. ¿Cuál era la aspiración? Una pick up diésel, con caja mecánica o automática, y que posea versatilidad para el trabajo pero que entregue comodidad para andar en la ciudad.

Y es que esta Colorodo llega a complementar la oferta de Chevrolet en la brecha que hay entre la D-Max y la Silverado. Es decir, es una camioneta multipropósito con alto nivel de equipamiento, pero más pequeña que la pick up tope de gama del fabricante del corbatín. Apunta a lo que la marca llama el segmento D, de las medianas, en este tipo de vehículos.

Los no pocos amantes de este relanzado modelo, eso sí, pueden sentirse desilusionados de que esta pick up no llegue desde Estados Unidos. El tema es que esta nueva generación va a Norteamérica, importada desde la misma fábrica de Chevrolet desde la que nace la Colorado que llega a Chile y a otros mercados.

Es que esta nueva generación de Chevrolet Colorado, que en algunos mercados vecinos usa otro nombre exitoso -S10- como en Brasil y Argentina, es el resultado del trabajo de GM Brasil, GM Tailandia e Isuzu, para hacer una camioneta global. Para Norteamérica, puntualmente, la diferencia es el motor (bencinero) y algunos detalles de diseño y suspensión específicos para el tipo de cliente de esas latitudes.

Así, la nueva Colorado llega con dos niveles de equipamiento. El LTZ ofrece espejos eléctricos con señalizador, manillas cromadas y bordes cromados en parrilla frontal, llantas bicolor de 18 pulgadas, climatizador, control crucero, cierre central a distancia, alzavidrios eléctricos one-touch, asiento del piloto con mandos eléctricos, espejo central fotosensible, defroster en luneta trasera, tapicería de ecocuero bitono y sistema multimedia MyLink con panel touch de 8 pulgadas con GPS, bluetooth, comandos por voz, mandos al volante, y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. El modelo LTZ con caja automática de seis marchas añade sistema de encendido a distancia.

El tope de gama es la High Country, que suma barras tranversales en el techo, llantas de 18 pulgadas, pisaderas, barra deportiva trasera, lona marítima, protección delantera en la zona baja, detalles estéticos High Country, apoyabrazos para las plazas traseras y tapiz de cuero Brownstone.

En materia de seguridad, la única diferencia entre ambas versiones son la cantidad de airbags, que varía de dos a seis.

Las tres versiones cuentan con frenos ABS con EBD y control de frenado en curva, alerta de colisión frontal, alerta de cambio de carril, sensores de estacionamiento con cámara, alarma, control de tracción y estabilidad, asistente de partida en ascenso, control de velocidad en descenso, neblineros, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, y cubrecarter, entre otros detalles.

La camioneta mide 5,361 metros de largo (la High Country añade 47 milímetros), 1,87 metros de ancho, 1,795 de alto, con una distancia entre ejes de 3,096 metros. El despeje es de 213 milímetros, con ángulos de aproximación de 29 grados en ataque y 22 de salida.

La caja de carga ofrece medidas de 1,48 metros de largo, 1,53 de ancho y 58 centímetros de alto, aceptando hasta 1.330 litros, una capacidad de carga algo superior a una tonelada y de remolque de hasta 3.500 kilos con sistema de frenos.

Esta Chevrolet Colorado llega con un poderoso motor diésel bautizado por la marca como Duramax, de 2,8 litros con turbo, que entrega 200 hp y 500 Nm de par (440 Nm en el modelo 6MT), cifras que la ponen por encima de sus competidores directos, que la marca apunta a las versiones más equipadas de la Nissan NP300 y de la Volkswagen Amarok. Tanto las versión mecánica como las automáticas tienen seis marchas, con tracción en ambos ejes con selector electrónico 2H, 4H y 4L.

Con este atractivo mix, que incluye una renovada línea estética que la hace ver imponente, Chevrolet espera vender unas 180 unidades mensuales, con precios que parten en 16.590.000 pesos para la LTZ MT, 17.890.000 pesos en la LTZ AT y 19.990.000 para la HC, en precios que incluyen bonos de lanzamiento.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo