DFM sale al ataque con un atractivo tridente

La marca china representada en Chile por Cidef suma a su portafolio un sedán y dos SUV, con lo que complementa su atractiva oferta en el mercado nacional.

Por Pablo Vargas Zec

La apuesta y compromiso de Cidef por seguir creciendo con Dongfeng Motors se multiplica por tres. El representante en Chile del fabricante chino acaba de estrenar un trío de nuevos modelos, sumando a su portafolio de productos un sedán y dos SUV, que amplían su propuesta para abarcar a diferentes tipos de clientes. La gracia es que este tridente tiene atributos variados.

Hasta ahora, DFM ofrecía los modelos AX3 y AX7, además del Joyear X3. Con ello, la marca fundada en 1969, que posee 160 mil empleados en sus 20 plantas en China y que vende más de cuatro millones del vehículos al año, ha comenzado a edificar un buen nombre en el mercado nacional. Pero quiere más.

Por eso, pese a que -como todas las marcas- DFM entiende que el mayor crecimiento se logra a través de los SUV, entiende que en los sedanes de ha hecho buena fama y hay ahí un nicho que no pretende abandonar. Así, estrena el S50, un cuatro puertas que luce el motor Mivec de Mitsubishi de 1,5 litros y 118 hp. La gracia de este modelo es su alto nivel de equipamiento, con amplios espacios interiores, que le entregan ventajas comparativas respecto de su competencia relevante.
Se trata de un sedán de líneas bien definidas, con un pilar C que cae hacia el maletero dándole cierto aire de sportback, además de una parrilla bien definida y faros que le dan personalidad.

Gracias a la tecnología que ofrece, se pone en posición de privilegio en el mercado, pese a que debe medirse contra rivales consolidados, como el Chery Arrizo 5. Sin embargo, con un precio de 6.590.000 pesos, en DFM y Cidef apuestan por colocar unas 1.600 unidades por año.

 

En el caso de los SUV, el SX5 se caracteriza por una muy bien lograda estética exterior, viéndose realmente muy atractivo. Un acierto.

A eso, suma llantas de 17 pulgadas, que le agregan personalidad, mientras que en el interior, como parte de su equipamiento full luce una pantalla de ocho pulgadas con conexión Mirror Link.

Lleva un motor de 2 litros y 145 hp, combinado con una transmisión mecánica ZF de seis marchas, que anticipan un buen rendimiento al andar.

El precio es otra virtud de este nuevo SUV: 10.690.000 pesos para un vehículo muy bien equipado. Por eso, la proyección de ventas de la marca es de 800 unidades anuales.

Por último, el tercer elemento de esta apuesta es el familiar SX6.

Se trata de un SUV de siete plazas, pero con una configuración diferente a lo habitual: 2-2-3, una variante que aparece bien lograda.

Monta un motor de dos litros de tecnología PSA, empresa de la que los chinos son importantes accionistas, que entrega 145 hp, y se combina con una caja de cinco velicidades.

También es full equipo, que incluye pantalla touch de ocho pulgadas.

Llega a un precio de 9.690.000 pesos, y la proyección es que se colocarán mil unidades anualmente.

Con este tridente, DFM sale al ataque del mercado, incorporando nuevos atractivos modelos para conquistar y posicionarse en nichos específicos del mercado, con productos que se caracterizan por su atractiva relación precio-calidad-equipamiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo