¿Sirve el Control Crucero Adaptativo para disminuir los tacos?

La pregunta fue formulada por Ford y especialistas universitarios en Estados Unidos, los cuales testearon los alcances de la herramienta.

Por José Contreras

Una de las evoluciones más llamativas del control crucero, disponible cada vez más en los autos, es el Control Crucero Adaptativo (ACC), que va modificando la velocidad del vehículo y frena si el auto que va adelante va más lento que la velocidad programada, volviendo a ésta si hay más espacio.

Así fue como investigadores de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, junto a Ford quisieron ir más allá y ver cómo el ACC podría resolver uno de los grandes problemas del tránsito urbano: los tacos. ¿Servirá?

Para responderlo, 36 conductores fueron puestos en una pista cerrada de pruebas y simularon el tráfico normal de carretera usando ACC. Luego, hicieron lo mismo, pero sin el ACC activado. El uso del sistema redujo ostensiblemente el impacto que supone frenar, en comparación con los que no llevaban la función activada.

Durante años, los investigadores e ingenieros de tránsito han estado buscando funcionalidades de automóviles inteligentes para reducir los problemas de congestión, ya sean vehículos que hablen entre sí o que puedan predecir rutas. Esta prueba fue una oportunidad única para entender cómo las tecnologías activas de asistencia al conductor disponibles en el mercado pueden ser utilizadas para influir positivamente en el flujo de tráfico”, aseguró el profesor de Ingeniería Civil de la Universidad de Vanderbilt, Daniel Work.

Animamos a los propietarios de Ford que tienen Control Crucero Adaptativo a que lo usen durante sus trayectos, con la esperanza de que pueda ser el primer paso para facilitar los viajes”, advirtió, por su parte, Torsten Wey, gerente de Asistencia al Conductor y Tecnología de Seguridad de la división europea de Ford, que posee el ACC en los modelos Expedition Limited, F-150 Platinum y Raptor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo