Cómo conducir con seguridad en el invierno

El frío y el agua podrían ser enemigos para afrontar un manejo tranquilo en esta época del año.

Por José Contreras

El invierno es un momento de complejidad para conducir. En la mañana o en la noche, el frío puede afectar el buen funcionamiento del vehículo y la lluvia genera problemas con la visibilidad, además de complicar el suelo y “disfrazar” los fallos del camino con pozas.

Por eso, las precauciones se extreman en esta época y los expertos de Enex/Shell entregan una serie de consejos para cuidar el auto y manejar en un ambiente totalmente seguro.

 

  • Conduzca a una velocidad menor a la habitual que usa normalmente y aumente la distancia con el auto que va delante suyo.
  • Evite las pozas de agua porque puede haber un hoyo cuya profundidad podría dañar neumáticos, llantas o suspensión del vehículo.
  • No haga maniobras bruscas y frene con suavidad, haciendo presiones cortas al pedal. Así secará la humedad de las pastillas y no bloqueará la dirección. Si patina, no frene: desacelere y espere lentamente que vuelva la tracción.
  • Chequee constantemente las luces exteriores del vehículo, las cuales serán muy útiles en caso de niebla.
  • El frío no ayuda a los líquidos del auto. Si vive en zonas de frío extremo en las mañanas o todo el día, use aceites minerales monogrados y lubricantes semi o 100% sintéticos. En el caso de Shell, la marca recomienda “lubricantes de viscosidades tan bajas como SAE 0W20 o incluso menores, recomendadas por algunos fabricantes de vehículos en el país”, según dice el subgerente de Ventas Industriales de Enex/Shell, Justo Verdejo.
  • Para evitar la escarcha matutina en los parabrisas, ponga alguna protección; podría servir la misma que usa en días de sol. Si igual se genera escarcha, sáquela con agua, pero que ésta no sea caliente o tibia, porque el cambio de temperatura podría trizar el vidrio.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo