Aceites para el motor: ¿minerales o sintéticos?

Tratándose de un lubricante clave para el funcionamiento del propulsor, hay que saber cuál elegir, la razón por la cual usarlo y cada cuánto renovarlo.

Por Pablo Vargas Zec

El aceite es uno de los líquidos fundamentales para el buen funcionamiento del motor de un auto. Por ello, debe ser revisado continuamente, para que pueda cumplir su labor de lubricar el propulsor, evitar su desgaste, que se sobrecaliente y que se mantenga limpio en su interior.

Por lo mismo, cada cierto tiempo, es necesario hacer un recambio y para ello existen dos tipos de lubricantes: los minerales y los sintéticos.

Si bien ambos son productos derivados del petróleo, la diferencia radica en que los procesos de refinación del aceite sintético son más avanzados, lo que se traduce en un líquido de mayor pureza y calidad, ya que -entre otras características- cuentan con noveles de viscosidad cada vez más bajos.

“Si bien los aceites sintéticos tienen un costo más elevado que los minerales, ofrecen varias ventajas que justifican su precio, ya que han sido formulados para reducir el consumo de combustible, permitir un período de cambio extendido, mantenerse estable a muy altas y bajas temperaturas cuando los aceites convencionales pueden fallar, y proveen una mayor protección y óptimo desempeño del motor”, señala Cristián Larraguibel, jefe de Ventas para lubricantes Chevron en SKC.

En esa línea, los fabricantes de autos han ido reduciendo poco a poco la viscosidad en los lubricantes que recomiendan, debido a la tendencia global de proteger el medio ambiente y maximizar la eficiencia y protección de los componentes del motor.

“Los aceites sintéticos, y específicamente los Chevron Havoline, que exceden los requerimientos de calidad exigidos por las normas gracias a su innovador tecnología, protegen mejor y son más eficientes que los aceites minerales, particularmente a temperaturas extremas. Inclusoj estos lubricantes tienen una vida útil promedio de 10 mil kilómetros a diferencia de los convencionales que son de solo 5 mil kilómetros”, complementa Marco Torres, jefe de área técnica para lubricantes Chevron en SKC.

Havoline pertenece a la familia de productos premium de la compañía estadounidense Lubricantes Chevron, que en Chile es representada por SK Comercial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo