En Silverstone, Triumph presenta su versión definitiva de motor para Moto2

La marca será proveedora por tres años de la unidad de potencia para la categoría.

Por Pablo Vargas Zec

Aprovechando el paso del Campeonato del Mundo de Motociclismo por Gran Bretaña, para la disputa de la 12ª fecha del campeonato y pese a que se vio frustrada por la lluvia, Triumph aprovechó la ocasión para presentar la versión definitiva del motor especialmente desarrollado para Moto2, de la que será proveedor exclusivo por tres temporadas a partir de 2019.

El bloque fue montado en el chasis de una Daytona 675, cuyo carenado lució el emblema de la Union Jack. El prototipo fue conducido en el trazado de Silverstone, el principal autódromo británico, por el doble monarca del Campeonato Mundial de Superbikes James Toseland, quien volvió a las pistas luego de siete años.

También disfrutaron de la motocicleta el campeón de la Fórmula Uno en 1996, Damon Hill, el monarca de Superbikes 2003, Neil Hodgson, los expilotos de MotoGP Alex de Angelis, Alex Hofmann y Simon Crafar, además del actor, escritor y aventurero Charley Boorman.

Las cualidades del nuevo bloque también fueron exhibidas en la fábrica ubicada en Hinckley, a los corredores de Moto2 Luca Marini, Sam Lowes, Danny Kent, Isaac Viñales, Bo Bendsneyder y Joe Roberts, quienes también recorrieron el Triumph Visitor Experience Centre, que muestra los hitos de la marca fundada en 1902 y sus modelos más icónicos.

Basado en el mismo propulsor del actual modelo Street Triple, un motor tricilíndrico de 765 cc de competición representa un paso adelante respecto del motor de la Daytona 675R, que ha exhibido un alto desempeño en certámenes como el TT de la Isla de Man, las 200 Millas de Daytona y el Campeonato Británico de Supersport.

La nueva planta motriz -que en su versión homologada entrega una potencia de 121 hp y un torque de 77 Nm a 10.800 rpm– fue sometida a múltiples ajustes, como la optimización de la culata, específicamente de los ductos de admisión y escape, además de la inclusión de válvulas de titanio y resortes de válvula más rígidos para una mayor exigencia.

El motor también estrena tapas laterales tendientes a reducir el ancho total de la motocicleta, alternador de bajas revoluciones para disminuir la inercia, embrague deslizante ajustable, transmisión rediseñada, relación más larga para la primera marcha y unidad de control (ECU) específica elaborada en conjunto con Magneti Marelli.

“El próximo año, la tecnología de Moto2 estará mucho más cerca del MotoGP, con lo cual la categoría intermedia será aún más interesante y las carreras más emocionantes, con más competencia entre los equipos por el mejor desarrollo del paquete de rendimiento”, explica el jefe de Producto de Triumph Motorcycles, Steve Sargent.

Además de ofrecer cilindros de Nikasil (aleación de níquel y silicio) con mayor diámetro y carrera, el bloque incorpora más de 80 nuevos componentes respecto de la generación anterior, como cigüeñal, pistones, bielas y árbol de equilibrado.

En la antesala, específicamente septiembre de 2017 y mayo pasado, Triumph confió al español Julián Simón -monarca de 125 cc en 2009 y subcampeón de Moto2 en 2010- las dos primeras tandas de pruebas del prototipo.

En junio último, fueron los equipos NTS, KTM y Kalex -campeón ininterrumpido de la serie desde 2013 y actual líder- los que testearon satisfactoriamente el motor tricilíndrico de 765 cc y la ECU de competición montados sobre sus propios chasis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo