Un crossover es el futurista conceptual eléctrico de Opel

el GT X Experimental es un automóvil totalmente eléctrico, con energía suministrada por una batería compacta de próxima generación de iones de litio de 50 kWh con carga inductiva.

Por Pablo Vargas Zec

En el trabajo que desarrolla Opel bajo el alero del grupo francés PSA, la marca alemana acaba de revelar un nuevo conceptual, el GT X Experimental, un futurista híbrido entre SUV y coupé, totalmente eléctrico, de 4,06 metros de longitud y 5 puertas, que asoma como un innovador modelo para el fabricante.

Este prototipo incorpora los valores y la visión de Opel, junto con una mirada de lo que depara el futuro para los próximos modelos de la marca. En noviembre pasado, durante la comunicación de su plan PACE respecto de los productos, la compañía anunció que irá un paso más allá. Y el GT X es el primer resultado tangible de este proceso, entregando una vista previa de los que serán sus automóviles de cara al 2020: audaces, de apariencia pura, pero extremadamente accesibles y centradas en las necesidades del cliente.

Los SUV son, actualmente, los vehículos más populares en el mercado, y Opel está motivado por el deseo de hacer que éstos sea aún más atractivos para un público amplio.

Pero, para hacerlo, los SUV también deben ser más eficientes que nunca.

Esta es la razón por la cual el Opel GT X Experimental se basa en una arquitectura liviana. Tiene una huella reducida, es decir, sus neumáticos son más pequeños, con llantas 17 pulgadas, lo que maximiza la comodidad de la carrera, sin dejar de lado su imagen.

Con la promesa de ofrecer una versión electrificada de cada modelo de Opel para el año 2024, el GT X Experimental es un automóvil totalmente eléctrico, con energía suministrada por una batería compacta de próxima generación de iones de litio de 50 kWh con carga inductiva.

En cuanto al diseño, este modelo utiliza tecnología innovadora y muy sofisticada. El equipo de Opel ha desarrollado toda una filosofía para el diseño alemán específico de la marca, que entrega pureza y audacia emocional. Para desarrollar la arquitectura del GT X Experimental, cada parte del automóvil fue cuestionada con el objetivo de lograr una imagen limpia, mediante la eliminación de todos los elementos de diseño innecesarios.

Este nuevo modelo de Opel destaca bajo las gamas del amarillo, gris y azul que generan una sensación fresca y moderna. Este auto da la bienvenida a los pasajeros con un acceso amplio y sin obstáculos gracias las cuatro puertas que se abren ampliamente a 90 grados.

Los diseñadores de Opel también han renunciado a los elementos convencionales como las manijas de las puertas y los espejos exteriores. Ahora el cuerpo es un lienzo liso, que envuelve detalles sorprendentes, como pequeñas cámaras incrustadas en el revestimiento del capó. La característica más sobresaliente del interior es el panel de instrumentos encerrado en un solo módulo. Una pantalla ancha y única demuestra que el exceso de botones y controles podría volverse obsoleta.

“El Opel GT X Experimental encarna el espíritu de los valores de nuestra compañía: ser alemán, accesible y emocionante. Combina con confianza una ejecución de diseño pura y audaz con tecnología progresiva que hace la vida más fácil. Claramente, este vehículo señala un futuro muy emocionante para la marca”, explica el vicepresidente de diseño, Mark Adams.

El nuevo modelo SUV de Opel no solo entrega frescura y seguridad a sus pasajeros. El GT X Experimental también combina lo clásico de la marca con tecnología, facilitando la experiencia del conductor. Así también nace el “Opel Vizor”, un módulo que enmarca todos los elementos de marca y tecnología, como es el emblema de LED Blitz, que muestra el estado de funcionamiento del automóvil al iluminarse en distintos colores. El nuevo y distintivo Opel Vizor se convertirá en un elemento de diseño distintivo para todos los modelos de Opel más adelante en la década de 2020.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo