Ford usa los autos eléctricos para jugar con la imaginación infantil

La marca estadounidense, con el apoyo a la educación STEAM, hizo que niños hicieran un vehículo que se mueva a pilas.

Por José Contreras

La educación STEAM es una forma que busca la enseñanza de la ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas (sus iniciales en inglés forman la palabra) mediante el desarrollo de diferentes proyectos. Este estilo recibe un importante apoyo de Ford, compañía que la tomó como herramienta para explotar dos aspectos.

A un lado, el aprendizaje para los niños; al otro, el fomento de los autos eléctricos. El resultado fue un proyecto de creación de vehículos que se mueven por corriente, a escala pequeña, claro, pero con la explotación completa de la imaginación infantil.

Con materiales caseros y algunos aparatos eléctricos, es posible construir un juguete que no solo posee movimiento, sino que también entrega la satisfacción de haber logrado un proyecto de ingeniería que estimulará la imaginación de los niños, una actividad que grandes y chicos pueden disfrutar en conjunto, convirtiéndose en un panorama perfecto para un fin de semana diferente.

En el sitio web Ford Steam Experience, además, la compañía ofrece diferentes recursos para fomentar la pasión y la búsqueda de nuevas maneras de hacer que el mundo se mueva con imaginación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo