La revolución del Infiniti QX50 parte en el motor

El SUV mediano llega con la apuesta del primer bloque de relación de compresión variable del mundo, además de varios añadidos en interior.

Por José Contreras

Infiniti va en serio. Hace tiempo que lo hace y el nuevo QX50, que arriba con el rótulo de ser el modelo más atractivo de la marca japonesa de lujo, es la prueba patente de aquello. El SUV mediano fue presentado en Chile con varias atracciones que lo convierten en un foco de atención en cualquier parte donde esté.

Incluso, si lo más relevante del modelo esté escondido y no se vea a simple vista: el motor, un bloque VC-Turbo L4 2.0 genera 268 hp y 380 Nm, la mejor combinación de su clase. Pero no es todo, porque es el primero de relación de compresión variable listo para producción en el mundo, pasando de una relación de 8:1 a 14:1, maximizando el control del conductor. A este motor se asocia una transmisión CVT.

En total, el desarrollo del VC-Turbo demoró 20 años, en los que se aplicaron hasta los conocimientos ganados en la Fórmula Uno para conseguir una mejora de rendimiento de hasta un 27% en comparación a un bloque V6, además de una disminución de ruido de hasta 20 decibelios.

Pero a ese motor había que ponerlo en una carrocería atractiva e Infiniti lo consiguió tomando elementos de diseño del QX50 Concept y del QX Sport, logrando un look aerodinámico. Todos los elementos, desde el capó, la renovada parrilla frontal, los parachoques y el pilar A hasta la parte inferior, están creados de forma tal que facilitan el flujo de aire sobre todo el vehículo, con una turbulencia mínima.

Adentro, el QX50 está orientado completamente hacia el conductor, con head-up display, dos pantallas touch y, según las versiones, una serie de acabados que pueden ser de aluminio o madera. La idea de Infiniti es crear un interior acogedor y cómodo para el que maneja y también para los pasajeros, aspectos que se consideran si se piensa que el modelo fue premiado como uno de los 10 mejores interiores del mundo por el medio especializado estadounidense WardsAuto.

En equipamiento y seguridad, el QX50 incorpora ocho airbags, control inteligente de crucero, alerta de punto ciego, alerta de prevención de choque delantero y trasero, predictor inteligente de colisión frontal, volante multifunción, sistema de audio con seis parlantes y un completo paquete tecnológico para mejorar la experiencia de manejo.

Disponible en una paleta amplia de ocho colores, el nuevo QX50 llega a Chile en tres versiones, Luxe, Essential y Sensory. Las dos primeras poseen como elemento distintivo la tracción delantera, mientras que la final presenta All Wheel Drive. Sus precios están en los $31.900.000 para la Luxe, $33.900.000 para la Essential y $37.900.000 para la Sensory y las proyecciones de la marca hablan de unas 50 unidades por los próximos 12 meses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo