Con soluciones eléctricas, Volkswagen luce en la principal feria de transporte

Un camión eléctrico y un bus híbrido son parte de los prototipos con que la marca alemana estuvo presente en Hannover.

Por Pablo Vargas Zec

Volkswagen Camiones y Buses se instaló en Hannover, para ser parte de la mayor feria de vehículos comerciales del mundo. La marca alemana se presenta en la IAA con tecnologías inéditas, con las que encara la movilidad del futuro. El camión e-Delivery y el autobús Volksbus e-Flex han sido los protagonistas. A pesar de que fueron presentados aún como prototipos, ya se definieron las fases de pruebas para ambos modelos, al igual que la proyección del inicio de la producción en serie.

El modelo eléctrico de Volkswagen para transporte de pasajeros comienza a rodar ya en 2019 en las calles brasileñas, y va a entrar en el portafolio de ventas de la marca solamente seis meses después del camión e-Delivery, que está previsto que se fabrique en serie a partir de 2020.

“En esta nueva avant-premiére mundial, Volkswagen Camiones y Buses presenta ahora su solución eléctrica para el transporte de pasajeros. Traemos nuestra contribución para el debate mundial sobre nuevas fuentes de energía, con soluciones viables y concretas, acreditadas por pruebas con estándares internacionales”, afirma Roberto Cortes, presidente y CEO de la división.

Al mismo tiempo, la empresa da pasos firmes rumbo a la conectividad, otro pilar de la próxima generación del transporte. La herramienta RIO ya está en pruebas con clientes brasileños para comprobar cómo sus soluciones digitales pueden contribuir para incrementar los negocios de los transportadores, autónomos o flotistas.

En el stand de Volkswagen Camiones y Buses también está lo mejor de la tecnología diésel: el Constellation 33.440 y el Delivery Express, el modelo más pesado y el más liviano de la marca respectivamente, para garantizar soluciones a la medida para las necesidades actuales de los mercados en que se comercializa.

“Ya iniciamos nuestro mayor ciclo de inversiones, con un valor de mil 500 millones de reales brasileños, para destinarlas a nuevos productos, nuevos mercados, digitalización y conectividad de nuestra marca”, revela Cortes.

El camión eléctrico en detalle

El e-Delivery desembarca en la IAA presentando dos novedades: el conjunto de motor y baterías desarrollado por el Grupo Traton, del cual Volkswagen Camiones y Buses forma parte como una de las marcas fuertes, y la nueva configuración modular para vehículos comerciales eléctricos, concebida por la ingeniería en Brasil, para atender a la mayoría de las plataformas Volkswagen. Este modelo está en fase de pruebas y su producción en serie está prevista para 2020.

El nuevo tren de fuerza desarrollado por el Grupo Traton proporciona al e-Delivery toda la sinergia de sus componentes y las consecuentes ganancias. El conjunto del motor eléctrico e inversor está presente en toda la línea eléctrica del grupo, así como los conjuntos de baterías que comparten las células de ion-litio níquel-manganeso-cobalto (NMC). Con el nuevo tren de fuerza, el e-Delivery genera hasta 260 kW de potencia, con un torque máximo de 2.150Nm aún a bajas revoluciones, y dispensa el uso de transmisión en las aplicaciones de la familia Delivery, debido a su alto torque transmitido al eje tractor.

La configuración modular, con el reposicionamiento del motor para el balancín trasero, permite dividir el vehículo en tres módulos principales: módulo frontal (cabina y auxiliares), módulo central (baterías) y módulo trasero (tren de fuerza). Se trata de un nuevo concepto para camión eléctrico, para flexibilizar su construcción y liberar más espacio para las baterías.

Eso permite crear distintas configuraciones y combinar diferentes módulos para derivar de este vehículo base nuevos modelos eléctricos. Los paquetes modulares son totalmente independientes, flexibilizando de forma simple la utilización de diferentes componentes y conceptos, posibilitando las más amplias sinergias entre las empresas del grupo y aliados.

Con la nueva configuración de baterías NMC, la autonomía máxima de la nueva familia e-Delivery supera los 200 kilómetros, variando de acuerdo con la configuración del vehículo para atender a la aplicación del cliente. Así como en el Volksbus e-Flex, la recarga de las baterías puede ocurrir de manera rápida de un 30 por ciento en 15 minutos o en la del 100 por ciento en tres horas, dependiendo de la configuración deseada.

El modelo presentado en la IAA también avanza en sus sistemas inteligentes: cuenta con suspensiones neumáticas y trae un sistema de lectura inteligente de la masa transportada por el vehículo para ajustar el consumo de energía, en conjunto con el Eco-Drive Mode.

Para maximizar el desempeño del e-Delivery, el freno tiene tres fases de regeneración, para recuperar hasta el 30 por ciento de la energía durante el frenado y utilizarla para recargar las baterías. El freno regenerativo actúa antes del freno neumático, para desacelerar el vehículo, y todo el sistema puede ajustarse de acuerdo a la condición de la carga o preferencia del conductor.

Su tren de fuerza está preparado para arrancar en rampas de un 30 por ciento, sin ninguna dificultad, con el apoyo del sistema auxiliar de arranque en pendientes (HSA).

Los motores eléctricos controlan sistemas auxiliares como compresores de aire, aire acondicionado, bomba de dirección y de agua de forma independiente, optimizando el consumo de energía de los mismos. Los ejes, chasis, ruedas y neumáticos siguen las características tradicionales y toda la robustez de la nueva línea Delivery, compartiendo los componentes de la plataforma para garantizar la sinergia y escala de componentes también con la familia diésel, para la consecuente reducción de costos.

Con esta evolución de la configuración, Volkswagen Camiones y Buses presenta al mercado un e-Delivery que, además de robusto, proporciona un alto desempeño. “Con dimensiones adecuadas a las operaciones de los grandes centros urbanos y cualidades de comodidad, conectividad, seguridad, bajo costo de operación y eficiencia energética, nuestro e-Delivery colabora para viabilizar el concepto de ciudades eficientes e inteligentes, con un transporte de cargas racional y productivo, estimulando a los proveedores para apoyar esa movilidad eléctrica, especialmente en países emergentes”, destaca Cortes.

Bus con arquitectura híbrida de electrificación

El Volksbus e-Flex es una de las grandes novedades de Volkswagen en la IAA con una solución exclusiva de arquitectura híbrida para electrificación, cuyo concepto puede ser aplicado en prácticamente cualquier vehículo de la marca. La armadora desarrolló el más abarcador e innovador concepto de hibridez y modularidad a ser aplicado en vehículos comerciales: en un único modelo es posible encontrar todas las variantes de movilidad eléctrica.

El modelo de VWCO puede rodar como vehículo eléctrico de batería (BEV, en inglés); híbrido eléctrico (HEV); híbrido eléctrico plug-in (PHEV); y vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV). El desempeño se mantiene independientemente de la forma de alimentación de las baterías.

Desarrolladas por el propio Grupo Traton, las baterías pueden ser alimentadas en cargadores externos en el concepto plug-in o hasta por medio del generador del mismo vehículo, responsable de una de las grandes novedades de esta solución y por proporcionar su aumento de autonomía.

En una iniciativa de desarrollo en alianza y reforzando el potencial de cooperación entre las marcas del Grupo Volkswagen, fue concebido de forma exclusiva y pionera entre las ingenierías de Volkswagen Camiones y Buses (Resende) y Volkswagen de Brasil (São Bernardo do Campo), un conjunto generador impulsado por uno de los más eficientes motores del mercado, el VW 1.4 TSI Flex, usado actualmente en el Golf.

Esa motorización puede ser de gasolina o etanol, siendo posible también tener una versión de gas natural o biometano (1.4 TGI). Con eso, se ofrece un conjunto de alta eficiencia energética, bajo nivel de emisiones y competitividad en costo.

El accionamiento del conjunto generador y motor es inteligente y efectuado de forma automática por el sistema electrónico del vehículo tan pronto como este detecta el nivel de carga de las baterías previamente programado.

Con la tecnología e-Flex, se reduce la necesidad de tener infraestructura de recarga, lo que puede acelerar y facilitar la introducción de este vehículo eléctrico en ciudades que todavía están en la fase inicial de implementación de este tipo de movilidad. Esa configuración llega a permitir la eliminación de estaciones de recarga o, por lo menos, utilizarlas de forma balanceada, sin restringir la operación en algunas aplicaciones.

El Volksbus e-Flex, dotado de ese conjunto extensor de autonomía, flexibiliza la cantidad de baterías necesarias para cada aplicación, pudiendo operar con una cantidad mínima cuando se compara con un vehículo eléctrico tradicional, manteniendo o hasta incluso superando su alcance en kilometraje, dependiendo de la aplicación.

Los conjuntos de baterías de este modelo son de ion-litio níquel-manganeso-cobalto (NMC) para proporcionar una alta densidad energética y comparten sus células con los vehículos de pasajeros de todo el Grupo Volkswagen. Con esta estrategia, se obtiene la máxima sinergia en la escala de producción, colaborando para la reducción del costo de las baterías, que actualmente corresponden a una parte significativa del valor de adquisición del vehículo.

El vehículo puede rodar en el modo puro eléctrico, de acuerdo con la demanda de la aplicación. Esa flexibilidad garantiza un libre tránsito también en zonas verdes, donde existe la restricción a vehículos que no sean cero emisiones.

“Este modelo de electrificación es bastante interesante, una vez que su flexibilidad atiende a las necesidades de cero emisiones con un costo de inversión menor para hacer frente a los obstáculos que la industria de eléctricos afronta para su implementación comercial, además de ampliar su autonomía por cualquier imprevisibilidad en la ruta, sin dejar de atender a las reglas de zonas de restricciones de circulación”, afirma Cortes.

A la medida para mercados

La flexibilidad de la arquitectura del Volksbus e-Flex posibilita la aplicación del vehículo en diferentes mercados. Es posible, por ejemplo, ajustar su configuración a la matriz energética de cada país. En Brasil, al utilizar etanol en el conjunto generador motor, se apoya la continua expansión de ese biocombustible casi neutro en CO2 (en el ciclo “well to wheel” o pozo a la rueda), además de reducir en más del 90 por ciento de las emisiones NOx y material particulado locales. Todo eso sin depender necesariamente de la infraestructura de recarga local, permitiendo una introducción gradual de tecnologías limpias en las grandes ciudades.

En otros países latinoamericanos, en que muchos basan su matriz energética en el gas natural, el Volksbus e-Flex permite operar con la versión del motor 1.4 TGI para, de la misma forma que el TSI, reducir las emisiones de CO2 y aprovechar sus recursos naturales, mejorando los costos de operación.

Sistemas inteligentes

El vehículo cuenta además con un sistema de regeneración de energía que consigue garantizar el reaprovechamiento de hasta un 30 por ciento de lo que es necesario para el desplazamiento total del vehículo. El motor eléctrico es capaz de generar hasta 260 kW de potencia, con un torque máximo de 2.150 Nm incluso a bajas rotaciones.

La suspensión neumática que equipa este Volksbus también efectúa una lectura instantánea del peso del vehículo durante la operación y, juntamente, con el sistema Eco-Drive Mode, ajusta el consumo de energía del vehículo.

Además de amigable al medio ambiente, ese chasís sigue los modernos estándares de accesibilidad, en línea con las demandas actuales de movilidad: rampa de acceso, sistema de arrodillamiento y piso bajo.

Constellation 33.440 Tractor, el más potente VW

En un proyecto más de la sinergia del grupo, el Constellation 33.440 reúne las características de éxito de las marcas VW y MAN en un prototipo único: de la consagrada cabina Constellation a la robustez del chasís y motor MAN. El proyecto alía la experiencia y capacidad de la ingeniería brasileña y alemana en la búsqueda de la mejor configuración para una aplicación típicamente brasileña. La solución ya está en pruebas de la fábrica para atender a los segmentos de caña de azúcar, en su transporte del campo para la planta, y al maderero, para llevar troncos de madera reforestada.

El motor MAN D26 genera 440 cv de potencia y la más extensa curva de torque plano de la categoría, proporcionando 2.200 Nm de 950 rpm a 1.400 rpm. La transmisión automatizada es ZF, con 16 velocidades. La capacidad del tanque de combustible, de 515 litros, es adecuada a la operación.

Otra característica personalizada es la opción de los ejes traseros con reducción del cubo, que extiende su capacidad de tracción, lo que deja este prototipo más robusto e ideal para aplicaciones de alto desempeño en el transporte pesado.

La combinación del motor D26 con la transmisión de 16 velocidades y el eje con esa tecnología promueve la maximización de la eficiencia operacional, con desempeño y consumo de combustible optimizados para la aplicación.

Los frenos cuentan con un tambor en las ruedas delanteras y traseras, ampliando la durabilidad en los tramos de polvo y tierra compacta, con la seguridad de los sistemas ABS (que evita que la rueda se bloquee cuando el pedal de freno se pisa fuertemente y derrapa), EBD (funciona en conjunto con el sistema ABS y tiene la función de distribuir la fuerza de frenado entre las ruedas del vehículo), ATC (que evita que patinen las ruedas) y el EasyStart, de ayuda de arranque en terrenos con pendiente.

La capacidad máxima de tracción (CMT) con reducción de los cubos llega a 125 toneladas y, en conjunto con los atributos de robustez, desempeño y costo operacional, proporciona una elevada disponibilidad y productividad a la operación.

El operador también puede gerenciar los modos on-road y off-road de la aplicación por el simple accionamiento de un botón, en que la estrategia de cambio de marchas de la transmisión automatizada es diferenciada, justamente para atender con eficiencia a las condiciones en que el vehículo eventualmente necesite transitar por carreteras. El resultado es un modelo a la medida para trechos fuera de carretera, con gran capacidad de carga, robustez del chasís y comodidad de la operación.

Delivery Express inaugura el concepto

Fruto de una inversión de mil millones de reales en la nueva línea Delivery, un nuevo campeón estrena mundialmente en la IAA. El Delivery Express llega con el concepto de implementado de fábrica para ofrecer una facilidad más al cliente de Volkswagen Camiones y Buses: la rapidez de entrega del modelo completo listo para rodar. El vehículo que todo conductor puede conducir combina la comodidad de un automóvil a la robustez típica de un camión de verdad. Por tener un PBT de 3,5 toneladas se encuadra en el segmento brasileño de camionetas.

Con el mayor espacio interno de la categoría en los mercados en que ya actúa, la cabina del nuevo Delivery agrega lo que hay de más innovador en términos de ergonomía, comodidad, espacio interno y robustez. Para propiciar ese resultado, su desarrollo comenzó de dentro para fuera. Posición de conducir, empuñadura del volante y ajuste de la altura del asiento fueron las premisas iniciales.

Hasta antes de acelerar, ya es toda una nueva experiencia: la concepción de los asientos contó con la colaboración de decenas de personas de diferentes estaturas y portes físicos, de modo que la conducción fuera cómoda para todos.

La seguridad es otro punto alto: la cabina avanzada ofrece, además, mejor visibilidad en las salidas de declives o curvas, proporcionando más agilidad en las tomadas de decisión por el conductor. La maniobrabilidad se destaca como la mejor de la categoría en los mercados en que actúa, gracias al mayor ángulo de giro y ganancia en la capacidad de realizar las maniobras en vías estrechas.

En el tablero, el modo de conducción económica permite que el conductor acompañe las indicaciones sobre los momentos ideales de cambio de marcha, lo que preserva los componentes de desgaste y hasta potencia la reducción del consumo de combustible. Dotado de tecnología Euro 5 y sistema EGR, que dispensa el uso de Urea, el Delivery Express es también referencia suprema de los diferenciales que la línea entrega: tienen la mejor potencia y torque frente a sus principales competidores.

La nueva generación de la línea Delivery fue proyectada y desarrollada para definir un nuevo nivel en la atención a las necesidades del cliente, combinada con los valores atemporales Volkswagen: soluciones a la medida, perfecta funcionalidad y calidad visual. Así se creó un lenguaje lógico de design, con el énfasis dado por el equipo de design a la funcionalidad y a la estética singular.

El Delivery Express inaugura un nuevo nicho de mercado para Volkswagen Camiones y Buses, el disputado segmento de 3,5 toneladas, y junto con toda la nueva familia Delivery llega para revolucionar el transporte de cargas en el segmento de camiones livianos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo