El insólito logro de Ford: recorrer Nürburgring derrapando

Arriba de un Mustang RTR Drift y con el campeón mundial de la especialidad, la marca se anotó el curioso récord.

Por José Contreras

Algunas marcas sueñan con vencer sus propios tiempos y ser los más rápidos en el “Infierno Verde” que son los 20,7 kilómetros del circuito de Nürburgring. Otros, más humildes, se ilusionan con dar la vuelta completa. Y otros van a hacer algo que casi nadie más hará y que era impensado realizar.

Ahí está Ford, que no se le ocurrió nada mejor que recorrer Nürburgring de la forma más espectacular posible: derrapando.

La marca estadounidense se convirtió en la primera en completar el trazado a punta de drift. Para aquello, eligió lo mejor. El auto fue un Mustang RTR Drift con motor Ford Performance 5.0 Aluminator XS de impresionantes 900 caballos de potencia; el piloto, el campeón mundial de drifting, el norteamericano Vaughn Gittin Jr.

La idea, según Gittin, era “pasar un buen rato, no el de batir la vuelta más rápida”. Pero igualmente el corredor y el Mustang RTR Drift, recibió un aumento en el bloqueo de dirección de 65 grados, se las arreglaron para superar los 240 km/h. Incluso, rompieron tres juegos de neumáticos.

El Nordschleife es uno de los circuitos más emblemáticos del mundo y desde que tengo uso de razón me he enamorado del peligro y la fama del conocido “Infierno Verde” de Nürburgring. Pude visitarlo en persona en 2013 y fue entonces cuando me prometí a mí mismo que un día volvería a recorrerlo haciendo drift en su totalidad”, confesó Gittin.

De esta forma, con rompimiento de un dron y seis micrófonos para captar el sonido del motor, Ford se convirtió en el primero y quizá el único en driftear completamente en Nürburgring. ¿Por qué el único? Porque está prohibido. Pero igual lo hicieron…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo