Karoq, el segundo SUV de Škoda, desembarca en Chile

La marca checa sigue expandiendo su portafolio en el segmento más vendido del mercado, con un modelo que destaca por su espacio interior y nivel de equipamiento.

Por Pablo Vargas Zec

Desde hace un tiempo, Škoda ha puesto en marcha un plan para expandir sus ventas. Y una de las claves para materializar ese proyecto tiene que ver con ampliar su portafolio, especialmente en segmentos donde la demanda es creciente, como en los SUV. Por eso, la marca de origen checo del Grupo Volkswagen acaba de presentar en Chile su segundo modelo para el nicho de los utilitarios deportivos. Apuntando a clientes más jovenes y son requerimientos de un vehículo polifuncional pero sin necesitar una tercera corrida de asientos, el fabricante presenta el nuevo Karoq.

Que la política de agrandar su oferta le ha resultado a Škoda, no hay dudas. En los primeros ocho meses del año, la marca ha comercializado 844.200 unidades a nivel global, con más de un millón de SUV comercializados.

Dentro de esas cifras, el novel Karoq ha jugado un rol, con cerca de 70 mil unidades colocadas en estos meses de vida del nuevo modelo.

Siguiendo con la elegante visión de diseño de la marca, el nuevo Karoq se luce con el juego de luces que genera el “Crystal Design”, con líneas agresivas pero armónicas, que entregan una silueta resuelta, robusta y deportiva, todo en un tamaño compacto.

El Koroq destaca con un frontal agresivo, que se funde con los focos LED y generan la integración con el amplio capó. Sus laterales muestran flancos aerodinámicos y marcados ángulos que acentúan su carácter de SUV, muy en la línea de toda la gama de la marca checa.

En su parte trasera, destacan los focos en forma de “C”, que se han convertido en un sello distintivo de la familia SUV de Škoda, y que permiten integrar el maletero y parachoque en un todo robusto.

Sinb embargo, si hay algo en lo que destaca este SUV es por su espacio interior. Pese a sus dimensiones más bien compactas (4,382 metros de largo, 1,841 de ancho y 1,605 de alto), el Karoq tiene una distancia entre ejes de 2.638 milímetros, que ofrece a los pasajeros de la banqueta trasera generos 69 centímetros de espacio para las piernas. Además, el maletero tiene 521 litros de capacidad, los que pueden aumentar a 1.630 con los asientos abatidos. A este amplio espacio, se suman elementos “Simply Clever”, lema de la marca, como ganchos plegables incorporados en el maletero, mallas para afirmar la carga, luz trasera que es una linterna y el tiro de arrastre retractil, un gran ejemplo de la practicidad de Škoda.

El habitáculo de Karoq destaca tanto por su amplitud como por la conectividad que ofrece, en donde todos los elementos están dispuestos para entregar comodidad al conductor. En su consola destaca el sistema de audio touchscreen de 8 pulgadas, con SmartLink+, sistema de infoentretenimiento compatible con MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto. Cuenta también con climatizador bizona, iluminación ambiental y numerosos guardaobjetos, entre otros.

En cuanto a su motorización, el Škoda Karoq aterriza en Chile con un bloque turbo de 1,5 litros TSI, asociada a una transmisión manual de 6 velocidades, y que entrega una potencia máxima de 150 hp y un torque máximo de 250 Nm. Ofrece un excelente consumo combinado de 18,5 km/l.

Respecto de la seguridad, el Karoq llega con el aval de cinco estrellas en seguridad de la EuroNCAP, y cuenta con equipamiento como control crucero, sensor de luz/lluvia, freno de estacionamiento electrónico, suspensión adaptativa (DCC), asistente de estacionamiento “Park Assist”, cámara de retroceso trasera, y siete airbargs, por nombrar algunos.

Aún a la espera de versiones automáticas, el Koroq llega a un precio de $15.990.000, y proyecta comercializar 360 unidades anuales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo