El Mazda 6 refresca su mirada

Cambios exteriores e interiores, además de un nuevo motor forman parte de este facelift.

Por Pablo Vargas Zec

Si bien la industria se enfoca en producir SUV, hay marcas como Mazda que no descuidan el mercado de los sedanes.

Por eso, ahora, la marca japonesa hace una segunda renovación a la tercera generación del Mazda 6, para extender su hegemonía entre los turismos medianos.

Mientras la competencia sigue aumentando el tamaño, volumen y masa de sus sedanes, Mazda logra mantener un estilo que mezcla elegancia, modernidad, prestaciones, dinámica y confort.

Los cambios que se introducen en este segundo facelift son más evidentes en la parrilla frontal, ahora con una rejilla con elementos cromados. El parachoques es más limpio, con una toma de aire inferior con aletas horizontales, que le dan un look más ancho.

Atrás nos encontramos con nuevos ópticos, parachoques de un solo color, sin molduras plásticas y escapes dobles más separados. Las llantas, también presentan un nuevo diseño.

Adentro, ahora luce un clúster digital de 7 pulgadas, que emula al velocímetro central, configurando así un panel de tecnología mixta. El sistema de Head-Up Display ahora va directamente proyectado al parabrisas y el sistema multimedia de panel táctil de 8 pulgadas pronto será compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Además, as versiones GT y GTX, las dos tope de gama, tienen sistema de audio Bose de 11 parlantes.

Este Mazda 6 ofrece paddle shifters para todas las versiones menos la de entrada, el espejo interior fotosensible sin marco y algunos añadidos según versión como pueden ser los asientos calefaccionados y ventilados, el volante calefaccionado, los reglajes eléctricos para los asientos delanteros (con soporte lumbar incluido) y nuevos insertos en madera y UltraSuede, gamuza sintética que le entrega un aspecto lujoso.

Los asientos de la versión GTX están tapizados en cuero Nappa y de color café oscuro. Respecto de este ítem, las butacas aumentaron en grosor, así como los pisos, en busca de mayor confort y minimizar los ruidos. En ese sentido, todos los recubrimientos aislantes que van en los pasos de rueda, túneles de travesaños, suspensión trasera y coberturas inferiores fueron rediseñadas para filtrar todo lo que provenga de afuera.

El refresh de la gama 6 también incluye los motores. Mantiene el 2 litros aspirado, con 154 hp y 200 Nm de torque. El 2,2 turbodiésel llega solamente con el modelo Station Wagon GTX, y entrega 188 hp y 450 Nm de torque. Va vinculado a una caja automática de seis marchas y tracción AWD.

Claro que la gran novedad en este aspecto es el motor 2,5 Skyactiv Turbo, de 227 hp y 420 Nm de torque, disponible sólo en la versión GTX con una caja automática de 6 velocidades. En este motor, Mazda ha usado un turbo de presión dinámica, una solución sencilla y eficaz para minimizar el vacío de la turbina.

Disponible en tres versiones que combinan estas motorizaciones, así como van aumentando en nivel de equipamiento y ofreciendo carrocerías de configuración cuatro puertas y station wagon, el Mazda 6 se erige como un auténtico merecedor de la máxima calificación, un 7.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo