El auto presidencial se remató en el doble de la postura inicial

Un empresario se llevó el Hyundai Equus VI VS, que fue usado por los presidentes Piñera y Bachelet desde 2013.

Por José Contreras

Por 20 millones de pesos, el empresario Raimundo Riquelme Sandoval se quedó con el auto presidencial, la pieza más cotizada del remate que la Dirección General del Crédito Prendario (Dicrep) o la “Tía Rica” realizó con más de 20 vehículos de uso fiscal y público.

El modelo es un Hyundai Equus de segunda generación VS 460 ATS VIP de 2013, con un motor Tau V8 4.6 de 380 hp y 451 Nm en su versión premium con caja automática de ocho velocidades y que tenía 78.720 kilómetros recorridos entre 2013 y 2018, cuando sirvió como vehículo de traslado a los presidentes Sebastián Piñera y Michelle Bachelet.

El Equus posee asientos de cuero, volante con motivos de madera, focos con regulador de altura, conexión Bluetooth, neumáticos antipinchazos, dos cámaras de video y una pantalla central digital de 12,3 pulgadas. La postura inicial de la Dicrep era de 10 millones, lo que se dobló con la subasta final de Riquelme.

El empresario, que además se adjudicó un vehículo que había sido usado por la Fiscalía Nacional, aseguró que no había visto antes el auto, pero que “es un vehículo que tiene las medidas de seguridad, cosas así, eso me sirve”.

En total, el remate de la “Tía Rica” recaudó más de 97 millones de pesos en los más de 100 participantes que llegaron a la sede Matucana del organismo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo