Mercedes-Benz abre una nueva clase en Chile, la X

La pickup de la marca alemana se presenta como primicia regional y llega con variados sistemas de seguridad y conducción.

Por José Contreras

Chile vuelve a ser un punto clave para la nueva clase de Mercedes-Benz, la X. El modelo fue presentado hace un año en las rutas nacionales y ahora vuelve, esta vez como lanzamiento en el país, siendo, de paso, el lugar donde debutará a nivel regional.

Hablamos de una pickup que combina todo el confort que conocemos de la marca alemana con el poder y la robustez necesaria para entrar en un segmento bravo, como el de las camionetas medianas.

Por eso, y para ingresar con fuerza, son importantes los socios, como el caso de Nissan, que entrega la base del modelo con la Navara, aunque Mercedes-Benz pone lo suyo para darle un estilo propio, más cercano al conceptual mostrado el año pasado.

Proveniente de la planta de Barcelona, en Chile estará la versión X250d, cuyo motor, originario de Renault, es un 2.3 biturbo diésel que genera 190 hp y 450 Nm con transmisión automática de siete velocidades y tracción 4×4 high y low con sistema integral acoplable 4Matic.

La pickup presenta una carga útil máxima de un poco más de una tonelada en su zona posterior que posee fijación sobre rieles y mide 5,34 metros de largo, con una distancia de ejes de 3,15 metros. Su exterior se presenta estilizado y dinámico, con un frontal poderoso, parachoques delantero color carrocería delante y cromados atrás, tapabarros ensanchados y faros diseñados para penetrar por los tapabarros.

Su interior es digno de lo que se espera de Mercedes. Sus asientos poseen tapiz de símil cuero con microfibra de tela y pueden ser modificables en altura y ergonomía, logrando una posición más agradable de manejo. El habitáculo, en tanto, es dominado por la consola central en tonos plata y el cuero se presenta como elemento principal en el volante multifunción, el pomo de la palanca de cambio y la cobertura del freno de mano.

En equipamiento, presenta una pantalla de 8,4” con tecnología de alto contraste In-Plane Switching, que ayuda a que, por ejemplo, la cámara en 360º se luzca con nitidez. A eso se suma sistema de audio 2.0 con ocho altavoces, arranque Keyless Go, asientos calefaccionados para la primera fila, climatizador Thermotronic y luces LED High Performance, entre otros.

En cuanto a seguridad, posee siete airbags de serie, frenos de disco en las cuatro ruedas, sistema de estacionamiento Parktronic, asistente de partida en pendiente y DSR, que controla el descenso bajando la velocidad a 8 km/h cuando se usa en modo 4×4 high y a 5 km/h en modo 4×4 low.

La Clase X de Mercedes-Benz está a un valor de lista de $26.390.000 para su única variante disponible, la tope de línea Power. La compañía proyecta una venta de unas dos mil unidades, la que se basa en el éxito de la preventa en verde que se hizo en junio y julio, donde se comercializaron nada menos que 700 unidades.

A futuro, la marca y su distribuidor Kaufmann esperan ampliar la oferta con una variante media Progressive, mientras que se espera la llegada para el primer semestre de la versión 350, que tendrá motor V6 hecho por Mercedes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo