El Renault Mégane RS llega con todo el vértigo

La tercera generación de esta variante deportiva incorpora un nuevo sistema de tracción que brinda más dinamismo.

Por José Contreras

Mirando a quienes buscan la máxima experiencia de manejo deportivo y de velocidad extrema, llega la tercera generación de la variante deportiva del Renault Mégane: el Mégane RS, que aparece con interesantes añadidos para mejorar más aún el dinamismo que lo destaca y lo pone entre los favoritos de su segmento.

De estas modificaciones, la principal está puesta en el chasis, donde se aloja el nuevo sistema de cuatro ruedas directrices 4Control, que mejora la estabilidad y la agilidad del manejo y reduce el ángulo de giro.

Este sistema actúa independientemente en los frenos de las ruedas motrices, permitiendo la limitación del subviraje y la optimización de la motricidad al momento de salir de curvas. Así, por ejemplo, a una velocidad menor a 60 km/h, las ruedas traseras girarán en 2,7º hacia el lado contrario del viraje, mientras que a más de 60 km/l (o sobre 100 km/m en modo Race) lo harán 1º pero hacia el lado de la curva.

Otro de sus elementos destacados está en la suspensión. El sistema, inspirado en el mundo del rally, incorpora topes hidráulicos, los que minimizan el efecto del rebote, brindando mayor suavidad en el traslado.

El nuevo Mégane RS se equipa con el nuevo motor 1.8 turbo hecho por la alianza Renault-Nissan y que genera 280 Cv y 390 Nm, asociados a una transmisión manual de seis velocidades o a una de doble embrague EDC también de seis, con una aceleración de 5,8” de 0 a 100 km/h. Como gran novedad, este bloque M5P de cuatro cilindros cumple con la norma Euro 6B, poniéndose en vanguardia en cuanto a reglas de emisiones en Chile.

El desempeño del motor y los tiempos de cambio de marcha quedan supeditados al sistema Multi-Sense que brinda cuatro modos de manejo, destacando el Sport, que amplifica el sonido del motor, y Race, que mezcla eficacia y comodidad. Con la caja EDC, el modo Race abre la puerta a dos funciones más, que permiten sacarle un mejor comportamiento al frenado y los arranques.

En cuanto al diseño, el Mégane RS se pone a tono con los otros modelos de la marca francesa y presenta un frontal más atractivo, con una parilla renovada que permite lucir más el rombo, focos C-Shape, neblineros cuya forma homenajea el logo antiguo de Renault Sport y un parachoques de tipo Fórmula 1. Atrás, el paragolpes crece e incorpora difusor y sus llantas de 19” presentan un diseño abstracto de la Torre Eiffel.

Adentro, su volante deportivo en D luce el logo RS, al igual que los asientos. Resalta la pantalla touch de 8,7” de orientación vertical, sistema de sonido Bose y sus detalles en tonos rojos para crear un ambiente más deportivo. Su tapicería puede ser en tela o cuero Alcántara.

Disponible en cuatro versiones, el nuevo Renault Mégane RS llega a precios de $26.990.000 para la mecánica con tapiz de tela, $27.790.000 para la mecánica de cuero, $28.990.000 para la EDC de tela y $29.890.000 para la EDC de cuero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo