Los errores más comunes de los chilenos al manejar

Un experto mecánico nos advierte de las malas prácticas que tenemos a la hora de conducir. A tener atención.

Por José Contreras

Aunque digamos que somos buenos conductores, tenemos un par de errores o malas prácticas que, sin darnos cuenta, realizamos al momento de manejar. Son situaciones que, si bien no son de gravedad, atentan en el mediano o largo plazo a la vida útil del auto, generando desde problemas mecánicos hasta atentar contra el precio de reventa y su tasación.

Así, el técnico mecánico automotriz de Inacap y subgerente de operaciones de Véndenos Tu Auto, Guillermo Schacht, advierte cuáles son los principales errores de manejo de los chilenos.

 

  • Embrague: Manejar con el pie apoyado en este pedal provoca un desgaste prematuro en el rodamiento de empuje del sistema de embrague. Es una de las prácticas más habituales ya que se trata de una conducta inconsciente de quien maneja.
  • Neumáticos: Se debe revisar la presión con los neumáticos fríos, que no hayan circulado más de 3 kilómetros, idealmente una vez al mes y siguiendo lo indicado por el fabricante. Esta información normalmente está en una etiqueta pegada a un costado de la puerta de conductor. La importancia de este chequeo es porque la presión de los neumáticos afecta directamente el desgaste de los mismos, la seguridad en curvas y frenados, el consumo de combustible.
  • Líquido refrigerante: Sus niveles se pueden revisar solamente con el motor frío, ya que es un sistema que funciona bajo presión en caliente. Por lo mismo, chequear este indicador es un error habitual que se comete en las bombas de bencina.
  • Plumillas: No es un tema menor, ya que deben estar en buen estado. Una plumilla deteriorada provoca serios problemas de visibilidad, principalmente de noche. Además goma dura o de mala calidad puede dejar marcas o rayar el parabrisas.
  • Motores diésel: Para este tipo de combustión se sugiere usar combustible de estaciones de servicio que tengan un alto flujo de venta. Con esto, se evita cargar petróleo acumulado y posiblemente contaminado. Los componentes del motor diésel son muy sensibles a la contaminación, por ejemplo con agua.
  • Climatización: La recomendación es usarla sin conectar la recirculación de aire. Esto es importante porque el aire acondicionado seca el interior del vehículo y por consiguiente puede provocar deshidratación a sus ocupantes. Lo ideal es que ingrese aire del exterior y dejar la recirculación sólo al transitar dentro de un túnel y/o en zonas donde exista mucha polución.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo