Más capaz que nunca llega el nuevo Jeep Wrangler

La cuarta generación del todoterreno llega con mejoras importantes en la suspensión, transmisión y conectividad, entre otros aspectos relevantes.

Por Pablo Vargas Zec

El mítico Jeep Wrangler tiene una cuarta generación que, por fin, hace su estreno en Chile. Manteniendo su estética inconfundible y sus enormes capacidades todoterreno, el modelo mejora aún más todos los flancos y virtudes que le han convertido en un referente.

La nueva generación del Wrangler llega a Chile en tres versiones: Sport, Sahara y Rubicon, con sus renovados sistemas de suspensión, mejoras en la conectividad y el diseño que le hace reconocible y le da identididad a la familia Jeep.

Mantiene el motor de 3,6 litros, pero con una nueva transmisión automática de 8 velocidades, ofreciendo 285 hp y 353 Nm de par, que le permiten mejorar su rendimiento fuera del camino, así como también hacerlo más cómodo sobre el asfalto.

El modelo cuenta con dos avanzados sistemas 4×4, y, por vez primera en la historia del Wrangler, una caja de transferencia de dos velocidades con tracción integral permanente. El sistema Selec-Trac, para las versiones Sport y Sahara, y el Rock-Trac para la versión Rubicon, ofrecen una gestión permanente del torque, permitiendo un agarre óptimo en condiciones de baja tracción, y un diferencial trasero de deslizamiento limitado Trac–Lok® proporciona torque extra y agarre en situaciones de baja adherencia o terreno resbaladizo, tales como arena, piedras, nieve o hielo.

En cuanto a equipamiento interior, por primera vez, el totalmente nuevo Wrangler ofrece la cuarta generación de los sistemas Uconnect con dos versiones, de 7 y 8,4 pulgadas. Su pantalla touch de 8,4 pulgadas en la versión Sahara (la más avanzada y más grande jamás ofrecida en un Wrangler para controlar el sistema Uconnect), ubicada en una posición prominente en lo alto de la consola central, cuenta con interfaz y rendimiento del sistema mejorados. Dos puertos USB en la parte delantera y otros dos al alcance de los ocupantes de las plazas traseras se conectan al centro multimedia, que cuenta con Bluetooth y GPS, e incorpora funciones para Apple CarPlay y Google Android Auto, para garantizar una conectividad superior a todo lo conocido hasta ahora.

El nuevo interior combina un estilo auténtico, versatilidad, comodidad y uso intuitivo. Artesanía de precisión y materiales de alta calidad se mezclan en cada detalle. Un arranque con botón, que incluye un entorno resistente a la intemperie, se presenta como equipamiento de serie en todos los modelos.

Otro gran atributo del nuevo Wrangler es su nuevo sistema de suspensión, que con cambios en su estructura mejora la conducción, el manejo y la dirección, tanto en carretera como en plena ciudad, para brindar más eficacia todoterreno, prestaciones aumentadas en carretera y mayor seguridad para los ocupantes.

Su diseño, audaz y robusto, es inmediatamente reconocible gracias a su legendaria parrilla de siete ranuras, que exhibe un aspecto más moderno, y las rejillas exteriores entrecruzadas con las luces delanteras, rindiendo así homenaje al Jeep CJ. Presenta además un porte más ancho y una línea de cintura rebajada, y sus ventanas aumentaron de tamaño para mejorar la visibilidad exterior, especialmente en carretera.

Diseñado y construido para una mayor libertad, el nuevo Jeep Wrangler incluye un techo rígido modular de tres piezas Freedom, con un diseño actualizado para una parte superior más ligera, que es más fácil de retirar para disfrutar del viento y el sol en cualquier momento.

El uso de cierres de aluminio ligero de alta resistencia -incluyendo puertas, bisagras, capó, tapabarros, marco del parabrisas y portalón trasero- ayuda a reducir el peso y reduce el uso del combustible. El equipo de ingeniería de Jeep también rebajó el peso mediante la incorporación de barras estabilizadoras y barras de dirección huecas, de soportes del motor y engranajes de la dirección de aluminio, y de un cilindro maestro más largo y ligero.

La seguridad y protección de los ocupantes fueron aspectos primordiales a la hora de desarrollar el nuevo Jeep Wrangler, reflejado en los más de 75 componentes de seguridad activa y pasiva disponibles. Entre ellos se incluyen según la versión: monitoreo de punto ciego, control de cruce en la parte trasera, cámara trasera ParkView con líneas de cuadrícula dinámicas, control electrónico de estabilidad (ESC, por sus siglas en inglés) con mitigación electrónica antivuelco, cuatro airbags de serie entre otras.

La legendaria eficacia 4×4 de cada Wrangler está certificada por una insignia “Trail Rated”, que asegura que el vehículo ha superado una serie de rigurosas pruebas en cinco categorías: tracción, capacidad para vadear, maniobrabilidad, articulación y distancia al suelo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo