Lifan reflota en Chile su división de motos junto a Tattersall

La marca china presentó ocho máquinas de baja cilindrada para diferentes segmentos, con las que abren el camino en el país.

Por José Contreras

Tattersall Automotriz entró con todo en el mercado de venta de vehículos nuevos. A sus marcas de autos que adquirió tras el acuerdo con el Grupo Maco, se suma una nueva arista a su portafolio: las motos, las que llegarán de la mano de Lifan.

Ya se había advertido hace un año que llegaría una renovada partida de modelos para reflotar la división de dos ruedas de la marca china y justo antes de que termine 2018 se anuncia el arribo de ocho modelos, los cuales entrarán con fuerza durante 2019. A ellas se sumarán a mitad del próximo año otras más, para llegar a un total de 15 modelos, que cruzan por diferentes segmentos y necesidades.

En la primera partida de motos destaca la incorporación de un modelo eléctrico, la E3, un scooter con motor Bosch de 1.500 W y batería de 60 voltios, que es capaz de cargarse en unas seis horas con la red domiciliaria y que ofrece una autonomía de unos 80 kilómetros con una velocidad máxima de 70 km/h. Sistema de frenos de disco adelante y de tambor atrás y peso en seco de 76 kilos son algunas de sus propiedades.

La gran mayoría de estas nuevas motos apuntan al segmento urbano. Abre la CG150, con motor de 149,4 cc, caja manual de cinco velocidades, transmisión por cadena, estanque de combustible de 10 litros y orientada al trabajo de reparto en ciudad. La acompaña la TB125, de formato scooter con 124,6 cc de motor, refrigeración por aire, partida electrónica, transmisión automática y estanque de 5,5 litros.

Otra de las máquinas llamativas es la Sienna, un scooter de corte y diseño retro que presenta un motor de 149,6 cc refrigerado por aire, alimentación por carburador, caja automática de cambios, transmisión de correa, partida electrónica, frenos de disco adelante y de tambor atrás y 4,2 litros de estanque.

La KPF150 es una moto de toques deportivos que, con 134 kilos de peso, presenta un motor de 149 cc refrigerado por aire, alimentación por carburador, caja manual de cinco velocidades y estanque de 15 litros de capacidad. A su lado está la KPS200, con un look más deportivo y un motor más grande, de 198 cc refrigerado por líquido. Alimentación por inyección, caja manual de seis velocidades, transmisión de cadena y partida electrónica son algunos de los atributos de la moto de 150 kilos de peso y 14 litros de capacidad.

Cierran la presentación los modelos KPR200 y KPT200, que comparten similares propiedades, como su motor 198 cc refrigerado por líquido con transmisión de seis velocidades manual, alimentación por inyección y partida electrónica con transmisión por cadena. Mientras la primera tiene un look más de competencia, la segunda es la única de orientación más todo terreno.

Con estas ocho motos, Lifan espera vender unas mil anuales y llamar la atención en un segmento eléctrico que, de a poco, va encantando a las marcas. Los precios de las nuevas motos de Lifan son de $790.000 para la CG150, $880.000 para la TB125, $950.000 para la Sienna, $1.190.000 para la eléctrica E3, $1.150.000 para la KPF, $1.590.000 para la KPS200 y $1.990.000 para la KPR200 y KPT200.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo