¿Cómo proteger el auto del sol y las altas temperaturas?

En verano, el calor podría afectar partes del vehículo y ciertos funcionamientos, por lo que te damos algunos consejos.

Por José Contreras

El verano es señal de vacaciones, paseos con familia y amigos y ratos para disfrutar. Sin embargo, eso no debe hacer olvidar que hay que tener más cuidado que nunca con el auto, porque el calor y el sol pueden afectar el correcto funcionamiento.

Lo primero, antes de viajar, es revisar el estado del aire acondicionado. “En días excesivamente calurosos es probable que algunos modelos no tengan la capacidad de enfriar tan eficientemente, por lo que los sistemas deben ser mantenidos y se recomienda su revisión cada mínimo dos años”, expresa el gerente de servicio de Salfa, Carlos Casella.

El motor, en tanto, también puede afectarse, aunque por su fabricación sufre menos, ya que se apoya en el sistema de refrigeración para estar fresco. No obstante, “la recomendación es revisar el nivel del anticongelante y, como medida de seguridad, nunca quitar la cubierta del radiador cuando el motor esté caliente”, advierte el experto.

También antes de viajar, se recomienda tomar algunas precauciones como el dejar las puertas abiertas antes de usar el auto para bajar el calor, que, en casos, puede llegar a los 80ºC en su interior. Asimismo, llevar un paño húmedo para enfriar el volante si éste está muy caliente.

En el caso de pintura y tableros, según Casella, “existen en el comercio ceras que incluyen compuestos contra los rayos UV, de fácil aplicación. El cuidado de los neumáticos es el mismo que se efectúa regularmente, es decir, efectuar inspección visual de daños y revisar la presión del mismo”.

La pintura, en tanto, es la zona más expuesta al sol y sufrirá grandes daños, pero los irá mostrando de a poco, perdiendo el brillo y opacándose cada vez más. Se recomienda, en ese sentido, cubrirlo cuando el sol sea muy fuerte.

Finalmente, el conductor debe tener especial precaución. “Debe asegurar las horas de descanso adecuadas, al menos ocho horas antes del viaje, con el fin de garantizar una mayor eficiencia al manejar. También es importante hidratarse frecuentemente, y si el traslado es mayor a cinco horas continuas, alternar la conducción y asegurar pausas”, cierra Casella.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo