Ford fabrica el “Traje del sueño” para simular conducción con cansancio

Con el aparato, la marca estadounidense espera crear conciencia para evitar manejar sin haber dormido lo suficiente.

Por José Contreras

Ya está casi asimilado que manejar en estado de ebriedad es peligroso y que hay que evitarlo a toda costa (aunque sepamos todos los días de algún irresponsable que quiera demostrar lo contrario). Sin embargo, falta generar conciencia para evitar que se maneje cansado o con sueño.

Para eso, Ford encargó la creación del llamado “Traje del sueño” al instituto Meyer Hentschel y que permite a los usuarios experimentar el efecto debilitante que puede tener el cansancio. Los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte entre los jóvenes y la compañía integrará el uso del traje en “Ford: Conduce tu Vida (Ford Driving Skills for Life)”, su programa gratuito de formación de jóvenes de 18 a 24 años.

Según algunos datos, la fatiga es un factor importante en hasta uno de cada cinco accidentes de tránsito y, según expertos, permanecer despierto durante períodos superiores a 18 horas puede afectar la capacidad de conducción en un grado comparable al de superar la tasa de alcoholemia de muchos países.

El traje cuenta con unos lentes especiales que simulan un agotamiento extremo, incluyendo microsueños, una respuesta incontrolable al cansancio. Éstos pueden hacer que las personas que están al volante conduzcan a ciegas durante 10 segundos o más, a veces con los ojos abiertos, tiempo durante el cual pueden haber recorrido cientos de metros.

Los lentes, conectados a una aplicación para teléfonos inteligentes, pueden ajustarse para simular el apagado del cerebro y que el conductor no vea nada durante medio segundo, y luego durante períodos cada vez más largos, de hasta 10 segundos. Esto sumado a un gorro, un chaleco y pesos para brazos y tobillos, que suman más de 18 kilos, permite hacerse una idea de cómo afecta el cansancio a los conductores.

Poniéndote al volante cuando estás cansado corres el riesgo de conducir como un zombie, convirtiéndote en un peligro para ti mismo, tus pasajeros y todos los que circulan a tu alrededor. Los jóvenes se someten muy a menudo a una privación intencionada de sueño, obligándose a permanecer despiertos para poder enfrentar las exigencias de una vida social intensa y largas horas de trabajo y estudio”, explicó el consejero delegado del instituto, doctor Gundolf Meyer Hentschel.

Lo recomendado es que, apenas asomen los primeros efectos de cansancio, hay que detener el auto cuando sea seguro hacerlo, beber algo con cafeína y dormir una breve siesta de 20 minutos. Esto ayudaría a tener fuerzas suficientes para llegar a casa; si no, aumentar la siesta o ver otro modo de volver.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo