Los autos ecológicos de lujo de Karma llegan a Chile

De la mano de Quantum Group arriba al país esta marca con su modelo Revero, un híbrido que funciona como eléctrico y tiene hasta paneles solares.

Por José Contreras

La historia de Karma parte en 2012, cuando Henrik Fisker se metió en el taller para crear un modelo deportivo eléctrico. Nacía el Fisker Karma, un vehículo que tenía como gran novedad un sistema motriz de rango extendido, que lo movía sin generar emisiones y que, aunque tenía un motor de combustión, lo que ponía en marcha era la electricidad.

Sin embargo, la historia del Fisker Karma murió muy rápido. El alto costo de producción y la aparición de modelos en el mismo segmento a precios más bajos que los US$120.000 que costaba lo hundieron. Henrik Fisker, un diseñador de larga experiencia y creador del Aston Martin DB9 o del BMW Z8, entre otros, se declaró en bancarrota y su compañía en quiebra.

El revival de Fisker vino en 2014, cuando el grupo chino Wanxiang compró sus derechos. Puso sus oficinas en Irvine y su planta de producción en el valle de Moreno, todo al sur de California, y partió de cero, pero tomando como referencia el trabajo de Henrik con el Karma, partiendo por el nombre: ahora ya no es Fisker, es Karma.

El resultado, tras años de trabajo, llegó a las calles de Norteamérica. El Revero es el único modelo de Karma en las calles y, por primera vez, sale de esa zona geográfica para arribar a Chile, abriendo así un segmento de lujo ecológico inédito en el país.

De la mano de Quantum Group, uno que entiende del segmento por ser el representante de Aston Martin, Lotus y McLaren, el Revero de Karma pretende marcar un hito en la industria nacional, aunque teniendo absolutamente en cuenta que este auto, tal como dice su catálogo, “no es para cualquiera, y nunca lo será”.

Su gran atributo no cambia: sigue teniendo ese tren motriz eléctrico de rango extendido, que consta de dos motores eléctricos ubicados en el eje trasero que, combinados, generan 403 hp y asombrosos 1.330 Nm. Posee un motor a combustión hecho por General Motors 2.0 Turbo de 235 hp que solamente se encarga de generar electricidad.

Es un híbrido enchufable, pero como dicen en la compañía, si quiere, lo enchufa a la corriente y si no, no; total, el auto se moverá de todos modos. Si opta por cargarlo, el cargador de 6,6 kW de uso domiciliario lo recarga completamente en tres horas y llega al 80% en apenas 24 minutos de carga rápida. Por si fuera poco, en el techo luce paneles solares de 200 W de potencia.

El Karma Revero posee una autonomía de 80 kilómetros en modo eléctrico, mientras que, en total, son 483 kilómetros si se ocupa el estanque de 36 litros para convertirlo en electricidad.

Con un peso de 2,3 toneladas, presenta una aceleración de 5,4 segundos para ir de 0 a 97 km/h en modo Sport. Su velocidad máxima, en tanto, está limitada a los 200 km/h

No hay que olvidar de que es un auto de lujo. Adentro se encuentra climatización automática de doble zona, cámara trasera, asistente de estacionamiento delantero y trasero y sistema de infoentretenimiento y navegación con una pantalla de 10,2 pulgadas. Todo este sistema se alimenta de la energía creada por los paneles del techo.

En seguridad, en tanto, el Revero tiene ocho airbags, anclaje LATCH, alarma externa de peatones hasta los 45 km/h y alerta de cambio de carril y de colisión frontal, entre otros.

El Karma Revero se encuentra en Chile a un precio que parte en los US$185.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo