Portofino, la nueva generación de convertibles de Ferrari ya está en Chile

La marca espera comercializar diez unidades del sucesor del California durante este año.

Por Pablo Vargas Zec

La nueva generación de convertibles de Ferrari ya está en Chile. El esperado sucesor del California se instala en Chile y SKBergé Luxury, representante en nuestro país de la marca italiana, espera vender diez unidades durante este año. Así, el arribo de la Ferrari Portofino, espera ocupar un lugar importante dentro de la oferta del fabricante de Maranello en el mercado nacional.

Este Gran Turismo V8 se diferencia en múltiples aspectos de su antecesor, pues se trata de un auto totalmente nuevo y rediseñado tanto por fuera como por dentro, así ciomo en el aspecto mecánico.

El nombre escogido para este nuevo cabrio evoca a uno de los pueblos más bellos de Italia, conocido por su característico puerto, rodeado por hermosas casas color pastel y sembrado por pequeños barcos de pescadores y embarcaciones de lujo.

A esta maravillosa ciudad se ha dedicado también el color con el que se presenta el nuevo Ferrari: el rojo Portofino.

Realizado en el Ferrari Design Centre, el estilo del Ferrari Portofino se caracteriza por su configuración en dos volúmenes “fastback”, solución inédita para un coupé convertible dotado de techo rígido retráctil, que realza en especial la silueta, enfatizando su impronta deportiva sin perder en elegancia y dinamismo, cuya apertura demora 14 segundos y es posible realizarse con el auto en movimiento (hasta 45km/h).

Su motor V8 biturbo, con una cilindrada de 3.855 cm3, ofrece una potencia de 600 hp a 7500 rpm y un torque máximo de 760 Nm desde 3000 a 7500 rpm. Se trata de 40 caballos más que su antecesor, el California T. El modelo acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 3,5 segundos, y puede llegar a una velocidad máxima de 320 kilómetros por hora.

El Ferrari Portofino también es más bajo y cuenta con mayores dimensiones que el California T. Mide 4.685 mm de largo, 1.938 mm de ancho y 1.318 mm de alto, y mejora su habitabilidad interior, con dos asientos traseros de utilización en trayectos cortos.

Destaca además por una importante reducción del peso -de 80 kilos- gracias a la adopción de innovadores componentes de diseño, en parte gracias a la implementación de nuevas tecnologías de producción, distribuyendo 46 por ciento de su peso en la parte delantera, y un 54 en su parte trasera.

Especial atención fue dedicado al confort a bordo, asegurado gracias a nuevas características, como el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10,25” divisible en dos, la nueva climatización que mejora la experiencia tanto con su techo cerrado como abierto, el nuevo volante, los asientos con regulación eléctrica de 18 vías, un nuevo diseño de los respaldos que permite un aumento del espacio para las piernas en las plazas traseras, y el nuevo display para los pasajeros.

Llega a Chile a un precio que arranca en los 295 mil dólares, ofreciendo una serie de configuraciones personalizables, que incluyen el mencionado color rojo Portofino que, en este caso, tiene un valor adicional de 17 mil dólares.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo