Sin olvidar el diésel, Cummins celebra su centenario apuntando al futuro

La empresa cuenta con 60 mil empleados y sigue desarrollando motores petroleros, así como plataformas híbridas y eléctricas.

Por Pablo Vargas Zec

A lo largo de 2019, Cummins Inc. estará celebrando su centenario como compañía. Actualmente, emplea a aproximadamente 60 mil personas alrededor del mundo, y atiende a clientes en casi todos los países del planeta. Los productos de Cummins van desde motores diésel y a gas natural, hasta plataformas híbridas y eléctricas, componentes de sistemas de motor, controles y tecnologías relacionadas, y continúa desarrollando nuevos y más avanzados productos y servicios.

Las raíces humildes de la compañía se remontan a 1919, cuando Clessie Cummins y su socio de negocios, William G. Irwin, crearon una de las primeras compañías en aprovechar la innovadora tecnología desarrollada por el ingeniero alemán Rudolf Diesel, a finales de 1800.

“La innovación tecnológica está en el corazón de lo que hacemos”, dice Tom Linebarger, presidente y CEO de la empresa. “Cummins es un líder global en tecnología, con un amplio portafolio de soluciones de energía. Continuaremos innovando para garantizar el éxito de nuestros clientes”.

Cummins sigue avanzando en la tecnología de motores diésel y a gas natural, trayendo nuevas soluciones al mercado. Está invirtiendo en trenes de potencia eléctricos, así como desarrollando tecnologías alternativas, tales como pilas de combustible de óxido sólido e hidrógeno, y explorando nuevas tecnologías para el crecimiento futuro. Adicionalmente, la empresa continúa desarrollando controles y tecnologías de sistemas de motor integrados y trabajando con aliados con el fin de incorporar sus productos y servicios a los vehículos autónomos del futuro.

Mientras que la mayoría de los fabricantes independientes de motores ha dejado de existir, el histórico liderazgo de Cummins puede ser atribuido a los 100 años de compromiso con su misión, visión y valores, enfocándose en objetivos de largo plazo y defendiendo lo que es correcto. Este compromiso ha beneficiado a todos los stakeholders de Cummins y continuará guiando las decisiones durante los próximos 100 años.

“Entendemos que nuestra compañía solo puede ser exitosa si las comunidades donde operamos también lo son. Por esto, estamos comprometidos en construir comunidades más prósperas alrededor del mundo”, dice Mary Chandler, vicepresidente de Responsabilidad Social Empresarial y CEO de la Fundación Cummins. “Mejorar nuestras comunidades alrededor del mundo ha sido un punto central dentro de nuestros primeros 100 años de trayectoria y continuará siendo un objetivo por el próximo siglo o más. Nuestros empleados son líderes en la resolución de problemas de las comunidades durante todo el año, marcando la diferencia en lo que Cummins considera como sus áreas de prioridad global, es decir, la educación, el medioambiente y la igualdad de oportunidades para todos. Junto con nuestros aliados comunitarios, esperamos poder apoyar el progreso en la vida diaria de las personas por los próximos 100 años”.

El programa de Cummins “Cada Empleado, Cada Comunidad” promueve la participación y compromiso de los empleados, garantizando que cada uno de ellos tenga la oportunidad de contribuir, durante al menos cuatro horas laborales, con el progreso de su comunidad.

Recientemente, y anticipándose a su centenario, la empresa lanzó el programa Cummins Impulsa Mujeres, el cual representa el compromiso con el progreso y prosperidad de las niñas y mujeres alrededor del mundo, así como la próxima etapa en el propósito de la empresa por tener un impacto a gran escala en las comunidades.

“Al reflexionar sobre nuestra historia y mirar hacia el futuro, me gustaría que las personas vieran a Cummins como una empresa interesada en fomentar un mundo más próspero”, concluye Linebarger. “En últimas, el cómo lo hacemos es tan importante como el qué hacemos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo