Se viene marzo... Y la revisión técnica

Renovar el permiso de circulación implica tener al día el vehículo mecánicamente. Después del verano, hay algunas cosas a las que poner atención antes de tratar de superar la prueba.

Por Pablo Vargas Zec

Después del calor del verano y los viajes de las vacaciones, puede ser que el vehículo no se encuentre en óptimas condiciones para sortear con éxito la Revisión Técnica, un requisito para renovar el Permiso de Circulación este marzo. Para ayudar a sortear sin problema este trámite, los expertos entregan algunos consejos y recomendaciones.

Son varias las fallas que pueden afectar a su vehículo durante la revisión técnica, por lo que siempre es bueno conocerlas de antemano para realizar las mejoras pertinentes de forma previa.

“Lo más común en los rechazos son ampolletas quemadas, incluyendo la de patente, desalineación del tren delantero, daños en neumáticos (incluyendo presión diferentes entre ellos), falla eficiencia de amortiguadores y daños en sistema de escape. Comunes son los rechazos relacionados con los neumáticos, ya sea por desgaste o por impactos laterales. Esto último es producto de daños en la malla interna y que muchas veces percibimos como una protuberancia que sobresale por el lado del neumático”, señala Carlos Casella, Gerente de Servicio Chevrolet de Salfa.

Hay que considerar también que este verano las temperaturas anotaron un nuevo máximo histórico, sobrecalentamiento que también termina exigiendo los sistemas del motor. Por ese motivo, se recomienda revisar todos los fluidos del vehículo, incluyendo el refrigerante del motor y el aceite de motor. También es importante verificar funcionamiento de sistema de embrague, frenos y dirección, ya que son vitales para nuestra seguridad.

Si estuvo en zonas afectadas por incendios, eventualmente la contaminación ambiental puede saturar más rápido el  filtro de aire, por lo que se recomienda revisar y dependiendo de su estado reemplazar. También se puede ver el estado del filtro de polen del sistema de ventilación interna, que puede estar restringido y genera menos flujo de aire hacia el interior del habitáculo y cambiarlo si amerita.

Confirmar el buen estado de los neumáticos es un procedimiento que se debe realizar siempre, especialmente después de circular por caminos de tierra y ripio, que pueden haber dejado daños en su banda de rodado y flancos, lo que se transforma en un potencial de accidentes.

Entre otros datos y recomendaciones, se aconseja antes de la revisión técnica, chequear los siguientes puntos para evitar pasa un mal rato:

  • Estado de neumáticos: revisión visual y chequeo de la presión.
  • Alineación: se percibe con el solo hecho de soltar el volante en superficie plana y ver si vehículo cambia su dirección.
  • Parabrisas sin piquetes.
  • Anclajes de cinturones de seguridad.
  • Focos en buen estado.
  • Patente visible y en buen estado.
  • Funcionamiento de bocina.
  • Funcionamiento de limpiaparabrisas.
  • Escape roto y humo visible.
  • Permiso de circulación al día.

Existen servicios como la prerrevisión técnica de Salfa, donde se verifican 31 puntos en total, con el fin de acotar la mayor cantidad de posibilidad de factores que podrían llevar al vehículo a no aprobar la revisión técnica y tener que volver con las filas interminables que hoy existen.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo