Suzuki sale a jugar con su nuevo Vitara

El SUV de la marca japonesa presenta importantes novedades en exterior y equipamiento, añadiendo más tecnología al modelo.

Por José Contreras

Tras un 2018 histórico, donde consiguieron ser la segunda marca con más autos vendidos de Chile, Suzuki está empeñado en convertirse en una marca lúdica para 2019, que permita a sus usuarios jugar y experimentar con sus autos. Esa nueva tendencia se inaugura con la presentación del remozado Vitara.

Justo en la celebración de los 30 años del SUV llega esta actualización de varios elementos del modelo, especialmente en zonas del exterior y equipamiento, con leves retoques en el interior. Pero todo busca cumplir con la premisa de Suzuki para este año: salir a jugar.

Y para jugar, el nuevo Vitara toma formas más agresivas en su apariencia. La parrilla es remozada y presenta líneas verticales, las que reemplazan a las horizontales de la grilla anterior. Atrás, se rediseñaron los faros dejándolos “excluidos” de la carrocería y, como novedad, se separa la luz de retroceso, dejándola bajo el portalón. En tanto, se añade un nuevo juego de llantas: se mantienen las de aleación de 16”, pero se suman unas de 17” para la versión intermedia GLX  y unas de 17” pulidas y cromadas para el tope de línea Limited.

El interior se vuelve más agradable, aplicando materiales blancos en el panel superior. Además, se retocaron el velocímetro y el tacómetro y la pantalla de 4,2” entre ambos relojes se vuelve colorida, cambiando y avisando cuando se seleccionan los cuatro modos de manejo que incorpora el Vitara. A eso se suman apoyabrazos delantero de serie, un nuevo tapiz en GLX y Limited, cuero reforzado en los asientos y un diseño diferente en la gamuza.

Los motores se mantienen y el SUV se presenta con dos trenes. A un lado se encuentra el 1.6 de 115 hp y 156 Nm, que se asocia con una caja mecánica de cinco o una automática de seis con paddle shift; la otra, un 1.4 Boosterjet de 138 hp y 220 Nm con caja mecánica de seis o la mencionada automática de seis con paddle shift. Sus consumos rondan superan en las cuatro combinaciones los 18 km/l en carretera y rondan los 13 en ciudad.

El Vitara presenta cuatro modos de manejo que se asocian con la tecnología AllGrip, disponible en algunas versiones: Auto, Sport, Snow y Lock, los que afectan la tracción y el reparto de potencia. A eso se suma Hill Descent Control, que controla la bajada en pendientes, sistema Stop-Start y ESP, ambos de serie.

Complementa el equipamiento y seguridad los seis airbags en GLX y Limited, frenos ABS, regulación de asientos para la primera fila, volante multifunción de cuero de serie con regulación de altura y profundidad, sistema Keyless, anclaje isofix en la segunda fila, sensor de retroceso en todas las versiones y delantero con cámara de retroceso para GLX y Limited y pantalla touch de 6,8” con Bluetooth y conectividad a celulares.

Disponible en seis colores y ocho bitonos, incluyendo los nuevos azul grisáceo y naranjo con techos blanco y negro, habrá en total 12 versiones distintas del nuevo Vitara: cinco 4×2, entre $12.590.000 de lista para el 1.6 GLS mecánico y $15.040.000 para el 1.6 Limited automático; cinco AllGrip, entre $13.290.000 para el 1.6 GLS mecánico y $15.640.000 para el Limited automático; y dos Boosterjet AllGrip, ambos con equipamiento Limited (que incluye sunroof panorámico, llantas pulidas y consola superior portaobjeto, entre otros), a $15.340.000 para el mecánico y $16.240.000 para el automático.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo