Chevrolet perfecciona la sexta generación del Camaro

Mejorando aspectos de diseño, aumentando en equipamiento y con más tecnología, el clásico muscle car de la marca del corbatín vive una importante y positiva renovación.

Por Pablo Vargas Zec

La renovación de mitad de vida de la sexta generación del Chevrolet Camaro, recién presentada en Chile, es más que un simple facelift o la aplicación de leves retoques. Pese a que, en rigor, de eso se trata, el emblemático muscle car de la marca del corbatín da un salto importante, sumando diseño, equipamiento y tecnología. Mejora, y mucho.

El Camaro SS 2019 llega para extender la tradición de un deportivo que nace en 1967, y lo hace con propiedad. Su frontal luce ahora una línea horizontal negra, que corta por la mitad esa zona y en la que ahora luce el corbatín de Chevrolet flotante (para mercados como el nuestro, a prueba de robos), con luces LED el logo SS a un costado.

Todos los detalles hacen que, además, mejore la aerodinámica, gracias también entre otras cosas a las tomas de aire del capó, ahora instaladas sobre la mitad y ya no en los costados.

En la zaga, en tanto, los nuevos focos dibujan una silueta tridimensional, además de ser de tecnología LED, manteniendo el spoiler y la doble salida de escape.

Las llantas de 20 pulgadas también tienen nuevo diseño, además de contar con neumáticos “Run Flat”.

Algo que se mantiene intacto es el motor V8 de 6,2 litros, con 455 hp y 617 Nm, ganando rendimiento gracias a su nueva transmisión automática de diez marchas que, en conjunto con el Launch Control (una novedad en el modelo), es capaz de alcanzar de 0 a 100 km/h en tan solo 4 segundos.

Al control de largada se suma el nuevo sistema Line Lock, que bloquea las ruedas delanteras y permite calentar los neumáticos traseros para optimizar la adherencia de los cauchos.

A eso se suma el Magnetic Ride Control, que mapea cuatro a cinco veces por segundo la superficie y va adaptando las suspensiones a las características del camino.

Y la tecnología y equipamiento de esta nueva edición del Camaro SS también se ve en el sistema de frenos Brembo, el Head Up Display o la alerta de colisión frontal, entre otros elementos que destacan. Incorpora también espejos exteriores eléctricos, calefaccionados con memoria, espejo interior electrocromático con cámara full display para mayor visibilidad posterior y así mejorar la visibilidad trasera, considerando el tamaño de la luneta, que suele complicar al piloto.

Dentro de su equipamiento interior cuenta con butacas deportivas de cuero Alcántara de marca Recaro, eléctricas con memoria, calefaccionadas y ventiladas. Climatizador bizona, nuevos colores de luz ambiente que llegan a 24 alternativas, Smart Key con botón de encendido, clúster digital de 8 pulgadas y  freno de mano eléctrico son parte del equipamiento del Camaro SS 2019.

En cuanto a la seguridad, este muscle car posee 8 airbags, sistema de tráfico cruzado, sensor de punto ciego, alerta de cambio involuntario de pista además de control de tracción y estabilidad.

El sistema de infoentretenimiento es el MyLink de Chevrolet, pero en su versión 3.0, la última generada por la marca del corbatín. Además de poseer una pantalla táctil de 8 pulgadas, incorpora un procesador más potente con mayor resolución de pantalla, nuevo diseño del menú principal, cámara de retroceso HD, permitiendo la conexión a Apple Carplay y Android Auto, navegación GPS, reconocimiento de voz y diversas opciones de personalización.

El nuevo modelo de Chevrolet ya se encuentra en el país con un precio de 36.690.00 pesos con financiamiento Chevy Plan. También está disponible la edición descapotable, a 38.690.000 pesos con el mismo sistema de pago. Disponible en once colores exteriores, la marca estadounidense espera colocar entre cinco y siete unidades mensuales del icónico deportivo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo