Venturi se lanza a la exploración polar con el Antarctica

La compañía monegasca realizó los primeros tests de un modelo eléctrico para condiciones extremas, frías y de montaña.

Por José Contreras

Venturi abre un nuevo flanco en su expansión automotriz. Nació como marca de superlujo en Francia y dio el salto a mediados de esta década con el equipo de Fórmula E, pero ahora la meta es llegar a lugares extremos, como el polo y el frío. Para eso, está el Antarctica.

La compañía monegasca creó este modelo para convertirlo en el primer auto cero emisiones capaz de operar en condiciones altamente difíciles, como frío o nieve. El prototipo fue desarrollado entre 2013 y 2015 y su meta es cruzar los polos sin dejar una huella medioambiental.

El Antarctica es un auto para tres personas con una estructura similar a un vehículo oruga que pesa más de dos toneladas. Con su tren eléctrico de dos motores en cada oruga de 60 kW cada una, entrega una autonomía que ronda los 45 kilómetros a una velocidad máxima de unos 20 km/h.

La razón de la existencia del Antarctica está ligado a la fundación del príncipe Alberto II de Mónaco, que busca la exploración y conocimiento de las zonas polares. Para eso, se necesitaba un auto que pudiera penetrar estos lugares sin contaminar y la marca escogida para crear el vehículo ideal fue Venturi, que recibió el financiamiento del proyecto.

Los primeros tests se hicieron en la zona montañosa de Módena, en Italia, donde se revisó el funcionamiento en temperaturas que rondaron hasta los -40ºC. Ahora, el Antarctica está en Canadá emulando la expedición de 1934 de Charles Bedaux, que intentó cruzar el frío canadiense con un Citroën P17.

El último capítulo será justamente en la Antártica y se espera que ese viaje sea comandado por el mismo Alberto II, para cerrar un proyecto que espera marcar un hito en la exploración polar y la electromovilidad en el mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo