Cómo comprar correctamente un auto de segunda mano

Junto a Honda, repasamos siete elementos a tener en cuenta al momento de adquirir un vehículo usado.

Por José Contreras

Según cifras de Anac, tres de cada cuatro autos que se venden en Chile son usados. Es un segmento que crece (en 2018, fue un 2,3% más, llegando a las 996 mil unidades) y que sigue siendo una opción para quienes buscan comprar un vehículo, ya sea el primero de la vida o para cambiar uno cuando las condiciones económicas no permiten uno nuevo.

Sin embargo, comprar un auto usado o de segunda mano podría resultar un problema mayúsculo si no se asesora correctamente. Desde Honda entregan siete puntos a tener en consideración para elegir el vehículo correcto de forma segura y sin arrepentirse después.

  • Comprar en un concesionario oficial. Es recomendable siempre hacerlo en comercios establecidos que garanticen de dónde viene el vehículo. “Una concesionaria oficial siempre aporta mayor seguridad, porque se certifican de mejor manera los antecedentes del vehículo, y pueden entregar más garantías de que todo esté en regla”, asegura el experto técnico de Honda Chile, Byron del Río.
  • Multas. Los vehículos usados pueden acumular partes o deudas por TAG de las que tendrá que hacerse responsable si están impagos. Una recomendación es pedir el historial del auto en el portal Autofact, que entrega informes completos del auto, como encargos por robo, revisión de prendas y número de usuarios, entre otros.
  • Kilometraje. La manipulación del odómetro es una práctica muy común entre quienes buscan ocultar el registro de kilometraje. Para evitarlo, Del Río recomienda “sumar 10 mil kilómetros por cada año de vida del auto y compararlo con la cifra que le entrega el vendedor; si está por debajo de ese número, es probable que lo estén engañando”. Otra opción es exigir el libro de Garantía y Servicio, que todo auto debe tenerlo.
  • Investigar el modelo. Busque recomendaciones entre cercanos que hayan tenido el modelo escogido y averigue comentarios en foros o comunidades. Asimismo, para tener una idea de un precio adecuado, “visite algunos concesionarios de autos usados, investigue el valor de los repuestos y haga una lista con las tiendas que venden los repuestos del auto que está prospectando”, señala el experto de Honda.
  • Examinar el auto a fondo. La revisión hay que hacerla a la luz del día, donde se podrá ver la calidad de la pintura y la existencia de manchas en los paneles. En el interior, pruebe los cinturones de seguridad, chequee el acolchado de los asientos y mire que todas las luces y medidores del panel de instrumentos funcionen. También, pruebe el aire acondicionado al máximo y mínimo e inspeccione el funcionamiento de los limpiaparabrisas.
  • Repuestos. A mayor kilometraje, más opciones de que las piezas del auto se gasten y éstas pueden pasar desde algunas pequeñas como filtros o pedales a algunas grandes como el radiador nuevo. “Es recomendable tener un presupuesto de reparaciones que sea al menos 20% del precio de la compra. Si no lo tiene, estará muy estresado cuando la temperatura empiece a subir, o cuando el mecánico le avise que su nuevo vehículo necesita repuestos”, dice Del Río.
  • Probar el auto. Una breve, pero completa vuelta permitirá tener un panorama del auto. Gire el volante totalmente a la izquierda y a la derecha, verifique si hay sonidos extraños en la dirección, acelere brevemente y escuche posibles ruidos extraños del motor o la transmisión, frene rápido y esté atento a desvíos hacia los lados. Todo esto permite considerar desde la compra total del auto hasta la negociación por un precio más bajo.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo