Cómo pasar sin sobresaltos la revisión técnica

De la mano de Goodyear, entregamos diez recomendaciones y tips para que el paso por este trámite sea lo más tranquilo posible.

Por José Contreras

La revisión técnica es uno de los trámites más comunes en la vida útil del auto, pero también uno de los más complejos. Aprobarlo significa un año de respiro y tranquilidad para usarlo, porque significa que todo está bien.

Sin embargo, el rechazo de algunos elementos como la emisión de gases o el funcionamiento de piezas es un dolor de cabeza para el dueño. Esto se soluciona tomando ciertas precauciones antes de llevar el auto al chequeo.

En ese sentido, Goodyear entrega diez consejos para no llevarse sorpresas de última hora cuando vayan a cumplir con este proceso.

  • Neumáticos: para asegurar un buen desempeño, los expertos Goodyear recomiendan que tengan al menos 3 milímetros de profundidad en la banda de rodamiento y cuenten con la presión correcta, acorde a las especificaciones de cada fabricante. Además, no deben presentar protuberancias, ni fisuras.
  • Estado de las luces: uno de los errores más comunes es no revisar el estado de la luz de la patente, que también debe estar operativa. En caso de detectar que una o más luces fallan, hay que cambiar a la brevedad.
  • Emisión de gases: el chequeo de estas se puede hacer en las servitecas Goodyear, pero si uno se preocupa de mantener a punto las condiciones del vehículo y realizar los mantenimientos periódicos, no debería presentar problemas.
  • Vidrios: siempre deben estar en óptimas condiciones, sin presentar trizaduras o quebraduras, ni de ningún tipo de adhesivos que dificulten la visión.
  • Frenos de mano: revisar su estado es otra clave para aprobar la revisión técnica, ya que este debe ser fácil de accionar y no presentar fallas.
  • Puertas: todas las puertas deben funcionar correctamente y se debe comprobar que abren y cierren sin problemas. También se sugiere revisar el estado de los seguros.
  • Freno: es de suma importancia examinar el estado de desgaste de las pastillas y discos de frenos, y comprobar que están en buen estado antes de la revisión. En caso de detectar algún desperfecto al manejar, se sugiere cambiar sus componentes.
  • Alineación: chequearla es fundamental ya que, si ésta presenta una desviación en la trayectoria al soltar el volante, o no se centra mientras está en reposo, es muy probable que sea causal de rechazo en la revisión técnica.
  • Cinturones de seguridad: deben contar con un buen anclaje y las hebillas de sujeción y fijación tienen que estar en perfectas condiciones.

Por último, es muy importante llevar toda la documentación necesaria al momento de hacer la revisión técnica, como el certificado de homologación y permiso de circulación, y se recomienda contar con un kit de seguridad que incluya todos los elementos exigidos por el Ministerio de Transporte, como extintor, gata, llaves de rueda, rueda de repuesto, botiquín, chaleco reflectante y triángulos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo