Renault experimenta con el modelo de carga reversible en Europa

La marca francesa probó con su vehículo Zoe el sistema “vehicle-to-grid”, que devuelve energía a la red.

Por José Contreras

Renault dio el vamos a sus pruebas en Europa del sistema “vehicle-to-grid” o de carga reversible, con el que espera convertir a sus autos eléctricos en unidades de almacenamiento de energía.

Las pruebas del fabricante francés se realizaron en Países Bajos y Portugal con 15 modelos Zoe, los cuales fueron puestos en ecosistemas preparados especialmente para este fin. La propuesta de la marca del rombo permite descargar las baterías del auto, dependiendo de las necesidades de los usuarios.

De esta forma, los autos se convierten en almacenadores de energía de forma temporal, permitiendo a los consumidores disfrutar de un consumo de electricidad más ecológico y económico, siendo a la vez recompensados económicamente por servir a la red eléctrica.

El proyecto de carga reversible será aplicado en un corto plazo en países como Francia, Alemania, Suiza y Dinamarca, todos con diferentes socios estratégicos.

Con esta iniciativa, el grupo Renault cumple plenamente su papel de líder en movilidad eléctrica y como actor en la transición energética. La carga del vehículo a la red es un pilar clave de los ecosistemas eléctricos inteligentes que Renault ha establecido”, indicó el director de Vehículos Eléctricos de la marca, Gilles Normand.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo