La L200 de Mitsubishi sale a defender su liderato en ventas

La pick up japonesa incorpora mejoras en suspensión y construcción de la plataforma para seguir entre las favoritas.

Por José Contreras

Del portafolio de Mitsubishi, el L200 es, por lejos, el más importante. No es sólo por ser el modelo de mayor ventas de Chile, sino que es además la gran carta al momento de posicionarse entre las flotas, uno de sus ámbitos de acción más grande del vehículo que, en Chile, vende el 9% de las cifras mundiales. Nada menos.

La tarea, por tanto, de la nueva versión de la pick up es mantenerse en el liderato de ventas que logró en 2017 y 2018. Para eso, la apuesta se centra principalmente en reforzamiento de diseño y prestaciones.

Así es como esta nueva L200 se muestra más alta en su capó, 40 milímetros más alto en la trompa, aunque mantiene las mismas dimensiones, incluso en el pick up, cuya gran diferencia con la versión anterior es que posee un cubrecaja de fábrica. Llantas de aleación de 16 y 18 pulgadas, según versión, y luces LED son otros de sus atributos.

Son ocho versiones en total, seis de ellas usan un motor 2.4 DOHC de 152 hp y 380 Nm con caja mecánica o automática de seis velocidades. Las dos restantes son los topes de línea Dakar HP, con tracción 4×4, que posee el mismo 2.4 pero de mayor potencia: 178 hp y 430 Nm. Las transmisiones son las mismas mencionadas antes.

Una de sus grandes novedades está en la aplicación de un nuevo sistema de suspensión en la zona posterior, con amortiguadores más grandes y que contienen más aceite. Además, gracias al aumento de altura del capó, crece el ángulo de ataque a 31º y el ventral pasa a 25º.

También, según versión, la L200 incorpora sistemas de selección de tracción Easy Select o Super Select. En la primera opción se pueden elegir entre 2H, 4H o 4LLc, con la opción de elegir 2H y 4H hasta en los 100 km/h. En la segunda, en tanto, a las mencionadas se suma una 4HLc, ubicada entre las dos últimas.

En ambos sistemas se añade un nuevo modo off road de configuraciones para grava, barro/nieve, arena y roca. Este sistema controla integralmente potencia, transmisión y frenado del motor para regular el deslizamiento de las ruedas y, por lo tanto, maximizar el rendimiento todoterreno y de autoextracción en barro o nieve.

En su interior, destaca el nuevo diseño de los asientos, los cuales ahora incorporan apoyo lateral y estabilizador de cuerpo. La cabina también fue rediseñada, con materiales de almohadilla suave y costuras en la consola del piso, descansabrazos y freno de mano, para dar una imagen de alta calidad.

Hasta siete airbags en las variantes más avanzadas, carrocería Rise más reforzada, chasis tipo escalera de elevada confiabilidad y durabilidad, sistemas como de mitigación de colisión frontal, de aceleración errónea, de punto ciego y de tráfico cruzado con sensores en las esquinas, frenos ABS con EBD de serie y diferencia de deslizamiento limitado en las variantes más altas son otros de los elementos de seguridad que presenta la L200.

Con una expectativa de venta de mil unidades, sus precios de lanzamiento parten en los $12.490.000 para la Work 4×2 y llegan a los $21.490.000 para la Dakar HP 4×4 con caja automática.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo