Viajes de Semana Santa en auto: sepa qué revisar

Muchos son los aspectos a los que hay que poner atención antes de realizar un viaje largp en vehículo.

Por Pablo Vargas Zec

Si bien ha tardado un poco más que en los últimos años, ya viene el primer fin de semana largo del año. Semana Santa siempre ayuda a acortar marzo. Sin embargo, en pleno abril, llega el momento para aprovechar de extender el descanso de fin de semana.

Por eso, la planificación de viajes en vehículo aumenta considerablemente. Es por eso que los expertos de Shell Lubricantes entregan los consejos para realizar salir por vía terrestre de la ciudad hacia alguna playa o al campo de manera tranquila y segura en términos mecánicos:

  • Inspección: compruebe los kilómetros recorridos y los restantes para el próximo servicio. Si le faltan pocos kilómetros para el cambio de aceite, se recomienda pedir el turno en el taller oficial. Tan importante como el control antes de las vacaciones es el chequeo que se hace al regreso, especialmente si hubo viajes largos y rutas no asfaltadas.
  • Lubricante del motor: para evitar daños en el motor y otras partes del vehículo es indispensable revisar cuatro fluidos que son de vital importancia para el correcto funcionamiento del auto, como líquido de frenos, aceite de la dirección hidráulica, anticongelante y el lubricante de motor. “Este último es el más importante del auto y debe revisarse constantemente. Si el vehículo tiene aceite en exceso, el motor lo quemará, acortando la vida del catalizador. Si tiene poco aceite genera un mayor desgaste y termina forzando el motor. Es muy importante aplicar las viscosidades recomendadas por el fabricante”, asegura Justo Verdejo, subgerente de ventas industriales de Lubricantes Shell.
  • Revisar pastillas y líquido de freno: deben ser revisadas en cada mantención del automóvil.
  • Refrigeración: verifique que el nivel del refrigerante esté a la altura que indica el recipiente. Luego, inspeccione mangueras, radiador, cañerías y todos los elementos que estén a la vista. En caso de falta de líquido, se debe adicionar refrigerante o agua destilada. Jamás agregue agua de la llave, pues causará daños al motor.
  • Batería: la gran mayoría de éstas tiene una vida útil promedio de 4 años. Como recomendación, se debe revisar que las conexiones estén limpias y debidamente aseguradas.
  • Luces: enciéndalas en su totalidad y verifique que su funcionamiento sea óptimo. Chequee los focos principales y las luces de freno, que son las mismas de emergencia en caso de detención en carretera. No olvide revisar las luces del tablero e interiores del habitáculo y maleta si se dispone.
  • Combustible: siempre llenar el estanque es una buena recomendación, con el tipo de octanaje indicado por el fabricante.
  • Amortiguadores: se recomienda revisarlos durante cada mantenimiento en servicios técnicos de la marca.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo