Jaguar Land Rover supera la certificación por su desempeño ambiental

El mayor fabricante británico se enfoca en minimizar las emisiones de carbono en todo su proceso productivo y logístico.

Por Pablo Vargas Zec

Es consorcio Jaguar Land Rover es el mayor fabricante de autos de Gran Bretaña. Y, en ese contexto, se había propuesto ponerse a tono con los desafíos medioambientales. Así, superó rápidamente el desafío de la última certificación estándar de gestión ambiental, llamada ISO 14001, la cual es una norma internacional que ayuda a las organizaciones a identificar, priorizar y gestionar los riesgos ambientales, como parte de prácticas de negocios habituales.

Esta norma pone mayor énfasis en el liderazgo internacional, incluyendo como los factores ambientales se integran en la planificación estratégica del negocio.

“Es fantástico que Jaguar Land Rover haya alcanzado el estado de neutralidad de carbono para sus principales operaciones en el Reino Unido. Esto se debe a muchos factores, entre los que se incluyen nuestros paneles solares, uno de los más grandes del Reino Unido”, señala Steve Locket, gerente de Cumplimiento Ambiental de Operaciones del Reino Unido. “Invertir en proveedores de electricidad ecológicos ha ayudado a reducir masivamente la huella de la empresa”, agrega.

En Jaguar Land Rover, el estado sin emisiones de carbono para las operaciones de fabricación incluye plantas de autos, centro de fabricación de motores y dos sitios de desarrollo de productos. Además, el grupo cuenta con más de 21 mil paneles fotovoltaicos, con una capacidad de 5.8M.W, instalados en el centro de fabricación de motores.

Junto con la introducción de propulsores electrificados, que incluyen mild hybrids, híbridos enchufables y el primer SUV premium eléctrico con batería del mundo, el funcionamiento más amplio del sistema de gestión de Jaguar Land Rover también se ha perfeccionado para alcanzar este gran reconocimiento.

Esto significa considerar los efectos ambientales del ciclo de vida de un auto, desde el inicio hasta la entrega. Los objetivos y expectativas ambientales son incorporados, revisados y ejecutados.

Actualmente, la marca británica trabaja con el Carbon Disclosure Project para analizar el impacto de la cadena de suministro. Comprender las emisiones de carbono de los proveedores ayuda a planificar más recortes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo