Un nuevo filo: Ford renueva la Edge, con una emocionante versión ST

El crossover de la marca estadounidense se renueva, sumando tecnología y comodidad, pero también deportividad en el tope de la gama.

Por Pablo Vargas Zec

El Ford Edge es un crossover que le ha valido a la marca no sólo buenos resultados de venta y buenas sensaciones de sus clientes, mismas que pretende extender con la nueva generación del modelo, que llega no sólo renovado en lo estético exterior, sino también en sus contenidos de tecnología de conectividad, seguridad y comodidad. Y, como si fuera poco, en el tope de la gama aparece la versión más extrema y deportiva, la ST, que no sólo garantiza alto rendimiento sino también entretención a raudales.

Los cambios estéticos son notorios a primera vista, pese a que no hay modificaciones en su tamaño general.

Por delante, tiene una nueva parrilla octogonal, más grande y que está separada de los renovados focos. El parachoques, que incorpora neblineros y tomas de aire, es más agresivo. Luce, en el lateral, llantas que también se estrenan, mientras que en la zaga el portalón fue rediseñado, al igual que las luces y el parachoques.

Por dentro, la consola central y parte del tablero han sido renovados en su forma, y cambia la palanca de cambios por una pequeña y más estética perilla.

Lo más relevante está bajo el capó. Ahora sólo ofrece un motor, el dos litros Ecoboost (con turbo e inyección directa), de 250 hp y 380 Nm de par. Potencia y torque aumentan respecto del V6 que equipaba el tope de gama anterior.

Tambien posee una nueva transmisión, automática de ocho velocidades, con tracción delantera o total, según versión.

En cuanto a equipamiento, ofrece un completo paquete de seguridad de serie, con 8 airbags, frenos ABS con EBD, controles de tracción y estabilidad, sensor de lluvia y de retroceso con cámara, luces LED totales y el sistema de Ford Co-Pilot 360, que añade asistencias como el sistema de luces altas, el sensor de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, el aviso y mantenimiento de carril, la alerta de colisión frontal con detector de peatones y el freno de emergencia, que opera hasta 50 km/h.

Las versiones más altas incluyen el Co-Pilot 360 Plus, que a lo anterior añade control crucero adaptativo con Stop & Go, el sistema de centrado de carril y la dirección evasiva asistida, que ayuda a esquivar obstáculos cuando el frenado de emergencia no garantiza que no haya colisión.

En cuanto a equipamiento de confort y tecnología, incluye sistema keyless con botón de encendido, barras de techo, llantas de 18 pulgadas, sistema de infoentretenimiento SYNC 3 con pantalla de 8 pulgadas y navegación por voz, conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, y dos puertos USB para carga.

La nueva Ford Edge 2019 se ofrecerá en tres versiones convencionales, además de la Edge ST. De entrada estará la SE 4×2 ($20.940.000), seguida de la SEL 4×2 ($22.940.000), que añade a lo anterior neblineros LED, portalón eléctrico con acceso manos libres, tapiz de ecocuero y un sistema de carga de teléfonos inalámbrico. Finalmente, la versión SEL AWD ($26.940.000) añade, además de la tracción total, el sistema Co-Pilot 360 Plus ya mencionado, un techo panorámico y paddle shifter.

La marca estima vender unas 100 unidades mensuales de la gama completa, con un 85 por ciento de ellas de alguna de estas tres versiones, dejando el 15 por ciento restante para la deportiva ST.

Porque esta nueva Edge tiene más filo. Y brillo. La Edge ST, desarrollada por Ford Performance, garantiza alto rendimiento a la hora de acelerar.

La principal diferencia la da con su motor V6 de 2,7 litros EcoBoost con doble turbo, envasado en un liviano bloque de hierro y grafito compactos, además de pistones de aluminio. Entrega 335 hp y 510 Nm de torque, con tracción integral.

El rendimiento se combina con una suspensión con calibración deportiva y control de cambios al volante.

Los asientos estándar tapizados en cuero incluyen refuerzos de apoyo que favorecen la estabilidad en la butaca en curvas cerradas. Para completar el diseño, tiene una increíble parrilla con malla pintada en negro brillante y logo ST en relieve, el mismo que también se aprecia en el volante y las butacas.

Esta versión tope de gama y, sobre todo, entretenida, aterriza a 30.890.000 pesos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo