Opel se relanza en el segmento comercial con su Combo

El modelo de carga reaparece en el país tras varios años de ausencia y viene con varias novedades en prestaciones y equipamiento.

Por José Contreras

El relanzamiento de Opel en Chile continúa. Si bien el año pasado supimos de la llegada de la gama de pasajeros de la marca alemana, la que le sirvió para alzarse como la Mejor Marca 2019 según la prensa especializada, faltaba ver su perfil más comercial, el que recibe el primer auto.

Se trata del Combo, su furgón de carga que tuvo bastante éxito desde que llegó al país en 1994 con la segunda generación y que se mantuvo hasta 2011 con la tercera, todo de la mano de otra representación. Ahora, bajo el alero del grupo PSA, retorna el modelo en una quinta generación que incorpora novedades en equipamiento y prestaciones.

Tal como sus “hermanos” de grupo, como el Citroën Berlingo y el Peugeot Partner, el Opel Combo se basa en la plataforma híbrida de PSA, que combina la EMP2 de la zona de pasajeros con la RG5 para la parte de carga.

Eso sí, hay algunas diferencias con los otros modelos mencionados y se centran principalmente en el trabajo de la “ingeniería alemana” que promulga Opel. Así, hay mayores espacios de almacenamiento y un volante multifunción que controla el sistema de entretenimiento del modelo, diseñado en la planta germana de Rüsselsheim y armado en las de Vigo y Mangualde..

Su motor es otra diferencia: también es un 1.6 turbo diésel con norma Euro V pero genera 92 hp y 230 Nm, asociado a una caja mecánica de cinco velocidades. Su consumo homologado es de 17,6 km/l en modo mixto.

En su zona de carga, el Combo soporta hasta una tonelada de peso y posee una capacidad volumétrica de 3,3 metros cúbicos para la versión disponible en el país, la L1. Posee un largo de 4,40 metros, una puerta lateral deslizable por el lado derecho y su largo útil para llevar productos puede llegar a los 3,09 metros gracias al espacio que deja el asiento plegado del pasajero.

Por confort y seguridad, ofrece dos airbags, frenos ABS con ESP y distribución electrónica y asistencia al frenado, sensor de retroceso, aire acondicionado, alzavidrios eléctricos, freno de mano eléctrico, asiento central abatible para formar una pequeña mesa-escritorio y control crucero, entre otros.

Con una expectativa de venta de unas 40 unidades por mes, el Opel Combo está a un precio único de $11.790.000 más IVA. A este modelo se suman beneficios de postventa de la marca, como el prepago de mantenciones mediante el sistema Opel Flex Care, un vehículo de reemplazo cuando esté detenido por arreglos que superen las dos horas y precios fijos por los chequeos por cada 10 mil kilómetros.

La arremetida en comerciales de Opel seguirá en el segundo semestre, cuando llegue el furgón mediano de carga Vivaro. Asimismo, la compañía aseguró que, por ahora, no se contempla variantes de pasajeros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo