El DBS Superleggera, la bestia de Aston Martin, llega a imponer su estilo y velocidad

Se trata del modelo más potente de la marca inglesa, con atractivos 725 hp que ofrece su motor V12 biturbo de 5,2 litros.

Por Pablo Vargas Zec

Lo último de Aston Martin ha arribado. El reemplazo del Vanquish, el que ocupa la posición del más deportivo de la marca inglesa, el modelo que busca brindar tantas emociones como elegancia y personalidad propia llega al mercado chileno. El DBS Superleggera, un modelo que combina dos líneas tradicionales de ete fabricante, como los modelos que se hicieron famosos en el cine con James Bond al volante, así como los deportivos que conquistaron la década de 1960. Como resultado de eso, asoma una bestia de 725 hp, de chasis de aluminio y carrocería de carbono, capaz de impresionar y dejar a todos atrás.

El Aston Martin DBS Superleggera es el cuarto lanzamiento del fabricante inglés en los últimos cuatro años, sumándose al DB11, Vantage y Valkyrie.

Este nuevo superdeportivo brinda una gran experiencia de manejo, equipando una caja automática ZF de 8 velocidades y un potente motor V12 biturbo de 5,2 litros, capaz de desarrollar 725 hp a 6.500 rpm y 900 Nm de par entre los 1.800 y las 5.000 rpm. Para su mejor rendimiento, la planta motriz fue ubicada lo más atrás posible en el chasis, para optimizar la distribución del centro de gravedad y el peso, consiguiendo una distribución de pesos de 51:49 por ciento, adelante y atrás.

Junto con las válvulas activas y tubos de escape cuádruples en acero inoxidable, Aston Martin garantiza que el DBS Superleggera tenga un sonido dominante y poderoso, manteniendo un alto nivel de refinamiento propio de un Super GT, capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.

Construido sobre el chasis de aluminio ultraligero y con carrocería de fibra de carbono, este coupé logra una reducción de peso cercana a los 100 kilos, para anotar en la balanza 1.693 kilos.

Con la aerodinámica más sofisticada que la marca ha fabricado hasta ahora, Aston Martin mantiene su distinguido sello sinónimo de elegancia y confort con varios elementos en fibra de carbono, como el splitter delantero y el spoiler trasero, además de una parrilla de metal hecha a medida con seis listones horizontales brillantes. Así, en el exterior consigue una personalidad propia. O sea, a todas luces es un Aston Martin, pero con elementos que le proporcionan un look único e inconfundible.

Mientras, en su interior, domina el cuero negro, acentuado por detalles en alcántara color gris, pero con la versatilidad de ser personalizado según el gusto de cada dueño. Esto estará acompañado de sistema de sonido 3D de Bang&Olufsen, una pantalla táctil LCD de 8 pulgadas, sistema de navegación integrado por satélite, una cámara de 360 grados, sistemas keyless, asistente de estacionamiento a distancia, HUB para wifi y llantas de 21 pulgadas, entre otros.

Aston Martin es distribuido en Chile por Quantum Group, que dispone de unidades del DBS Superleggera que tienen múltiples posibilidades de equipamiento y personalización, con precios que parten superando los 400 mil dólares.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo