El mercado de usados en 2019 se movió a casi 400 unidades vendidas diarias

El reporte de Yapo.cl al primer semestre de este segmento mostró el fortalecimiento de los citycars, pero proyecta un freno en las ventas.

Por José Contreras

Un total proyectado de casi 450 mil autos usados se han vendido en Chile, según indica el reporte del primer semestre hecho por YapoData, el centro de estudios de Yapo.cl, y que recoge el comportamiento de este segmento durante estos meses.

Exactamente, son 449.276 unidades comercializadas en los seis meses del año, o 388 autos por día. De este total, se han vendido más de 70 mil unidades mediante el portal automotriz del sitio web de compraventa, según indicó la gerenta comercial de Yapo.cl, Claudia Castro.

Según el informe, enero y marzo, con más de 100 mil unidades, concentraron el mayor número de ventas, lo que significa, en dinero transaccionado, un poco más de un billón de dólares para el primer semestre.

Por marcas, la marca más preferida es Chevrolet con casi 10 mil unidades, seguida de Hyundai. En los modelos, en tanto, el Toyota Yaris es el más vendido, mientras que el más ofrecido es el Hyundai Accent. Uno de los elementos más llamativos en este segmento, a juicio de Castro, es la presencia del Chevrolet Corsa, modelo descontinuado en Chile y que se vende a precios muy bajos del promedio del segmento: sobre $2.200.000 como media.

En tanto, los citycars siguen concentrando las preferencias de quienes buscan autos usados y esto lo explica Castro por la renovación de la carrocería: quienes tenían vehículos de ciudad ahora están comprando SUVs nuevos. Otro aspecto es la aparición aún tímida de los autos híbridos entre los usados, que asoma como opción para quienes buscan medios más limpios.

Un aspecto llamativo es la baja de la Región Metropolitana en la cuota de participación de usados. Si bien lidera con un 37% del total, es tres puntos menos que 2019 y eso se debe a la aplicación de la restricción vehícular a modelos anteriores a 2011, lo que ha llevado a los dueños de autos de esos años a ofertarlos a provincias.

En la proyección del 2019, se espera que el mercado de usados baje el ritmo y comience a frenarse, tal como sucede con los nuevos. “La sorpresa es que los usados se mueven inverso a los nuevos y ahora van en línea. Esto se entiende por el contexto macroeconómico y por el cambio con la restricción vehicular”, aseguró la ejecutiva.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo