Fin a la espera: el Nissan Leaf ya está oficialmente en Chile

El eléctrico más vendido del mundo arriba oficialmente al país y marca un nuevo hito en los planes de electromovilidad de la marca japonesa.

Por José Contreras

Por fin. Para la electromovilidad en Chile se abre una nueva etapa con la llegada de un modelo que ha marcado tendencia en el mundo. No por nada, el Nissan Leaf, que arriba oficialmente al país, posee el rótulo de ser el auto eléctrico más vendido del orbe.

Ese éxito, que lo tiene con más de 400 mil unidades comercializadas en los 50 mercados donde está presente, es el que espera replicar en Chile, uno de los cuatro países de América Latina donde se lanzó simultáneamente (los otros: Argentina, Brasil y Colombia).

El Leaf que se presenta ahora es el de la segunda generación, lanzado mundialmente en 2017 y que anunció su llegada a la región el año pasado en Sao Paulo. Si bien hubo Leaf en Chile antes, los de primera generación fueron dedicados casi exclusivamente a flotas.

Ahora, éstos van a público, quienes podrán disfrutar de las bondades del Leaf, modelo ícono del Nissan Intelligent Mobility. El eléctrico incorpora un motor de 147 hp y una batería de 40 kW que entregan una autonomía extendida de hasta 389 kilómetros en régimen urbano y 270 en combinado.

Esta batería, ubicada en la zona inferior del auto, permite tres tipos de carga: una domiciliaria de 18 horas, una en modo Wallbox de seis y una rápida de hasta 60 minutos, todas al 100% de la capacidad. Los puertos de carga del Leaf se ubican en la parte delantera, sobre el emblema de la marca.

El Leaf presenta tres modos de manejo: Eco, que limita el rendimiento del motor y ahorra energía; Brake, que entrega una frenada regenerativa más contundente para recargar la batería sin comprometer la potencia del auto; y Drive, que despliega toda la potencia del motor y que se puede considerar el modo “normal” de manejo.

Aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, despliegue del 90% del total de su torque de 320 Nm en apenas una décima de segundo y hasta un 30% mayor silencio en su habitáculo que los autos de su segmento en variante bencinera son algunos de los otros atributos.

En su interior, además de todas las asistencias ya conocidas del pack Intelligent Mobility, hay dos elementos que resaltan en el Leaf. Uno es su palanca de cambios de tipo joystick que controla la transmisión del auto.

El otro es el llamado E-Pedal, que permite controlar la aceleración y el frenado del auto con un único pedal, mejorando la eficiencia del manejo y evitando la fatiga. El E-Pedal frena el auto cuando el pedal no se está presionando, incluso en pendientes, y se activa con un botón.

Volante en D forrado en cuero con controles de audio y control crucero inteligente, pantalla de 7” como panel de instrumentos, radio con pantalla touch de 8” en forma flotante, sistema de audio de seis parlantes, conectividad con Apple CarPlay y Android Auto y un maletero de 435 litros de capacidad son algunos de los elementos de equipamiento destacados.

Por fuera, el Leaf se muestra elegante con líneas dinámicas que acentúan su estilo aerodinámico, uno de los elementos más trabajados por la firma. Faros en forma de boomerang con luces led, parrilla frontal V-motion y emblemas laterales y traseros Zero Emission se destacan.

Producido en Sunderland, el Leaf está disponible en una versión única bitono de color blanco perlado con techo negro y su precio es de $29.890.000 con dos cargadores. La compañía, que vendió en preventa 10 unidades, proyecta comercializar unos 100 autos por el resto de 2019.

Como grandes novedades, además, Nissan promoverá la utilización del Wallbox en las casas de los clientes para cargas más rápidas en la noche, mantenciones gratis en los 20 mil, 40 mil y 60 mil kilómetros, y un llamado Welcome Pack entre la marca y Enel, que permitirá tener kilometraje en kilowatts que se añadirán a la cuenta de la luz. Todo para que el Leaf llegue con toda la energía a Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo