¿Qué es más resbaladizo en las calles, hojas caídas o nieve?

Ford logra, mediante un interesante experimento, determinar qué aspecto complica más a los autos en el suelo.

Por José Contreras

Sabemos de lo peligroso que puede ser manejar con el suelo congelado. La nieve entrega una complicación mayor al momento de conducir, pero hay algunos que dicen que las hojas caídas de los árboles pueden ser tanto o más peligrosas.

¿Será así? En Ford se encargaron de testear si es cierto. Para eso, debieron crear un experimento. Para la compañía, obtener los datos de la nieve no fue tan difícil y se remitieron a lo hecho en zonas nevadas del norte europeo.

Para las hojas, el equipo recogió bolsas de hojas y las utilizó para cubrir la pista de pruebas de la compañía en Bélgica. Luego emplearon un dispositivo de prueba de fricción que identifica qué tan resbaladizas son las superficies al pasar por encima de ellas.

Después de los testeos, descubrieron que, en ciertas situaciones, las hojas eran tan resbaladizas como la nieve. “La mayoría de la gente sabe que hay que reducir la velocidad y conducir con más precaución en la nieve, pero no tantos tenemos el mismo respeto por los caminos cubiertos de hojas, que pueden ser igual de resbaladizos”, declaró el ingeniero de Desarrollo de Ford Europa, Eddy Kasteel.

En algunos momentos de la prueba, las hojas mostraron un nivel de μ de entre 0,3 y 0,4, lo mismo que presenta una calle con nieve o hielo.

Para minimizar ese efecto, Ford ha desarrollado, especialmente para el Focus Active, un modo resbaladizo que mejora la tracción en superficies como nieve y hojas, creando rápidos ajustes en estabilidad, aceleración y frenado, evitando que el auto derrape o se desvíe de la trayectoria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo